50 Años con Vans y un Cierre Muy Punk

29.HOV-AntiFlag

Fotos: Rodrigo Puente
Texto: Alixx Core

El día que pudimos presenciar a WTC en el Lienzo Charro, también se nos dio una noticia muy chingona por el cierre de la celebración de HOV y aunque nuevamente nos cambiaron la sede hasta el Deportivo Octavio Paz Plateros, no fue para ningún punk feliz, ya que esta celebración era totalmente abierta al público.

Con una alineación como Chingadazo De Kung Fu, Cardiel, Seguimos Perdiendo, Wavves, Fucked Up, Anti-Flag, hizo al Domingo con sabor a Sábado con los buenos madrazos propinados en el slam, teniendo sentido al ver a grandiosas bandas.

Empezando con Chigandazo, un muy buen concierto, pero al ser la primera banda, la audiencia fue pobre. Cardiel en definitiva necesitaba tener un horario más estelar, ya que esta banda venezolana prendió a toda la banda que poco a poco se hacía lugar en el deportivo. Seguimos Perdiendo tuvo de chile, mole y pozole en cuanto a géneros. Nos podíamos topar con el fresita salido de la mera Condesa, hasta el punk anarquista.

Se dio lugar a Wavves con tanta euforía y sobre todo con el vocalista que andaba enfermo, pero eso no opacó la presentación, ya que subió a varios fans a cantar para que apoyaran con esas canciones súper llegadoras. Llegó el momento de Fucked Up y creo que no hay mejor front man que el Father Damian; esta banda de Ontario, Canadá prendió a madres con su hardcore punk, esa interacción con su público se pudo ver en ese instante en el que Damian bajó a cantar con su público.

Y llegó el paso del más esperado; Anti-Flag en definitiva es el mejor mega desmadre, con un set list muy prometedor y una salida de campeones, ya que bajar la batería y tocar ahí la última rola, es tener mucha energía, pero también, muchos huevos para estar al mismo nivel que la banda mexicana en un slam.

En definitiva esto es la esencia de House Of Vans; la evolución, la interacción con el público, la euforia de tener bandas poca madres en un foro completamente gratis, el sudar y vibrar con una banda que ni idea teníamos que se tendría nuevamente la oportunidad de verlos. Esas sorpresas que se agradecen, ese espíritu aventurero que neta Vans nunca ha dejado morir.

Creo que esta celebración de 50 años no es sólo ver qué tal arman un evento, qué tanta gente tienen de cupo, qué tan fácil es ganar un boleto o qué tanta logística se tenga en el mismo, sino el ver esa unión de sacar adelante algo que hacen para nosotros, algo que en definitiva no se repite todos los días, porque cumplir 50 años es ganar experiencia, es ganar amistades y sobre todo conservarlas. Algo que nunca ha dejado de estar Off The Wall.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM