A 28 Metros de Altura se Levantan “Las Cuatro Torres de Ömalli”

Desde hace ya un rato, el arte callejero, grafiti, estencil o cualquier otra forma de expresión, ha tomado gran fuerza en nuestro país teniendo a grandes artistas que pese a las trabas y las dificultades, han sabido marcar su territorio con gran talento.

Un año de planeación tuvo que pasar para que el proyecto llamado Las Torres de Ömalli viera la luz; a unos 40 minutos de la Ciudad de México aproximadamente, muy cerca de la zona industrial de Cuautitlán Izcalli en el Estado de México, cuatro grafiteros pintaron cuatro murales de 28 metros de altura que quedarán resguardados dentro de la fábrica de harinas de maíz Ömalli.

La misión del proyecto fue diseñar e ilustrar la re-interpretación de los cuatro elementos naturales (tierra, agua, fuego y viento), encabezado por la imagen de los dioses prehispánicos desde la cosmogonía mexica que tienen que ver con el maíz.

Su trabajo a gran escala podría considerarse como una nueva tendencia de muralismo por que sigue manteniendo esa lógica de reflejar a la sociedad, a la historia y a las tradiciones populares como en su tiempo lo hicieron Siqueiros y Diego Rivera.

Se realizó con la ayuda de 1,800 latas de aerosol, máscaras, overoles, arneses de seguridad y las dos grúas industriales, resguardando sus miedos y arriesgando todo para que desde las alturas pudieran congelar en el tiempo la historia de sus raíces.

Los encargados de tan monumental obra de arte fueron:

ESE AKER  y su visión del dios Tláloc para el elemento agua.
Kokodrilo plasmó su interpretación del elemento tierra con el dios Centéotl.
Dronz con la representación de Chicomecoatl la parte femenina de la deidad, del maíz y la fertilidad, aunado a Xiuhcoatl para representar el elemento fuego.
Bimek Nashi implementó la figura de Ehecatl para representar al viento.

Ellos fueron seleccionados por colectivo Zagal Creativo.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM