A tonos Alfa Beta Grey: Jumbo en el Metropolitan

Reseña por: @GabaMaiden
Fotos: OCESA / José Jorge Carreon

Envueltos en buen cobijo sónico, la noche del pasado viernes la avanzada regia se hizo presente de nuevo en el Teatro Metropolitan con una de sus bandas más representativas, Jumbo.

A 15 años de trayectoria en los escenarios del rock en México, esta agrupación regiomontana ejecutó su material más reciente “Alfa Beta Grey“, bajo la producción de Milo Froideval, quien también se ha unido a Jumbo como tecladista, trayendo consigo una nueva propuesta en guitarras, batería, bajo, teclados y voz.

Después de una exitosa reaparición en el Vive Latino XV, Clemente Castillo -voz y guitarra-, Charlie Castro -bajo y voz-, Flip Tamez -guitarra y voz- y Beto Ramos -batería- ofrecieron gran quemón de rolas recién salidas del horno como “Bala perdida“, con la que dieron inicio al rito por el que cada fan asiste para emular al pasado y celebrar el presente de una de sus bandas favoritas.

En redes sociales como Facebook, pudimos ser testigos del gran ánimo e inquietud de estos regios por estar frente a su público, a través de fotos, frases e invitaciones a acompañarlos en esta renovada faceta musical.

Pedaleo, amplificadores, sintetizadores, poderoso beat en batería e instrumentos de corte folk en la guitarra, fueron dibujando esa continuidad que la banda ha buscado mantener en paralelo a su innovación sonora. “Jumbo quiere seguir sonando a Jumbo” -recuerdo que nos declararon en rueda de prensa en el VLXV-, sin embargo, este gran gigante de la Avanzada Regia ha de seguir evolucionando sin perder su escencia.

Muestra de ello, fue la poderosa presencia de “Holograma“, también parte de su octavo álbum, donde las guitarras, bajo y batería dieron impecable representación. Sin embargo siendo parte de las rolas iniciales del concierto, en el rollo de la novedad, varios de los asistentes contemplaban a la banda, pisando ese nuevo terreno, cosa que pareció restar punch histriónico al frontman Clemente Castillo.

En “Cámara lenta”  los efectos del sintetizador se volcaron sobre el Metropolitan, acelerando la emoción de los más asiduos fans de la norteñísima banda, recordándonos esa portada a tonos verdes del “D.D. Ponle Play” y el comienzo del milenio en un 2001.

En repetición” a son de technicolor se ilustró la noche y prendió al honorable entre juegos de guitarra en escena, para después inmersionarlo en una de las nuevas etapas de la agrupación, que es la de padres y esposos – muy notoria- con “Estrellas“. Ipso facto un fade in sintético nos retachó a finales de los noventas con “Cada vez“, para después en zarandeada discográfica, volver con un impetuoso “Alto al fuego“, seguido del añorado “Monotransistor“.

Los invitados de la noche, fueron la argentina Daniela Spalla, quien cantó a dueto con Castillo “Después” -que sonó muy synth pop-, así como con Juan Manuel Torreblanca que performanceó “Fotografía“, en la que le faltó presencia y tono. Sin duda también sonó “Aquí“, “Siento que” y para cerrar uno de los tributos al Príncipe de la canción “Anda y ve“.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM