Adiós a Alta Definición

B6eV6-RCIAIUNoY

Texto: Arcano

Después diez año al aire el programa conducido por Álvaro Cueva termino de manera abrupta y sin aviso, pocas horas después este vagabundo pudo confirmar ese mal presentimiento que había surgido cuando no encontró el programa en su horario habitual; un video subido a Face del mismo conducto dando por terminado el programa.

Su comunicado cumple con profesionalismo y educación, reglas de oro en un medio con reglas e intereses, que es la televisión pública, de no darnos detalles de las causas y despedirse de su amplio público con fuerza y calidez.

Pero bueno, la finalidad de esta nota no es solo dar el pésame, que aburrido, también es tomar todos los elementos y ejercer el mexicanísimo y delicioso arte del chisme y la especulación, señalar con el dedo y desmenuzar las fortalezas y debilidades de esta ya extinta emisión.

El tiempo en televisión abierta es muy cara y un programa en el horario estelar del sábado no desaparece así por que sí.  Aún  recuerdo el programa de la semana pasada el cual transcurrió completamente normal, para lo que significaba Alta Definición.

Lo que significaba hacer énfasis en la calidad de los contenidos en internet, enaltecer las nuevas producciones en canales de paga y darle en la torre a todo bodrio que era lanzado a la gran pantalla chica, los cuales usualmente no eran de extrañar que fuera de los otros canales de televisión abierta. Y es exactamente por ahí donde me atrevo  a hacer todas las sospechas.

¿Cómo o por qué un programa con un concepto tan sólido, en horario estelar de un canal de distribución limitada se deshace de uno de su mejores programas justo antes de ser lanzado todo el canal a nivel nacional por el nuevo sistema digital? ¿Sera que la influencia de su conductor sobre la conducta de los televidentes de qué ver y qué no realmente era o es muy profunda?

¿Critico el programa equivocado? ¿Molesto los intereses de los responsables de mantener a flote los contenidos en televisión abierta, a los cuales por cierto no les ha ido para nada bien, frente a todas las nuevas plataformas disponibles? Tal vez solo le paso algo inevitable, es México.

Porque en este país los programa de televisión solo se cancelan sin despedida formal por dos motivos, vergüenza por su bajo rating o censura, hagan el juicio ustedes mismos de por qué perdimos el programa que nos ahorraba cientos de hora y nos dirigía con una gran exactitud de que valía la pena ver y en donde podríamos encontrarlo.

Si era cierto, el tipo caiga redundante y muchos de sus programas especiales estaba dirigidos a públicos muy pequeños, cuando la mayoría lo sintonizaba solo para verlo patearle el trasero a cuanto programa se lo mereciera, escarnio y vítores, dos placeres que amamos-odiamos.

Adiós Alta Definición…. El rey ha muerto, ¡Qué viva el rey!

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM