Arch Enemy y Dark Tranquility en el Pabellón Oeste del Palacio de los Deportes

Texto y Fotos: Rodrigo Puente

Una excelente forma de comenzar el puente que se avecinaba era yendo a un buen concierto de música. Mientras que toda la hipsterisa escuchaba a Conor Oberst, la banda metalera nos reunimos para escuchar a dos grandes exponentes de este genero: Dark Tranquility y Arch Enemy. La noche pintaba para tener una velada llena de grandes himnos de metal y la noche no decepcionó ni un poco.

Al rededor de las 8:30 el Pabellón Oeste del Palacio de los Deportes lucía a la mitad de su capacidad y la banda lidereada por Mikael Stanne salieron a destrozar el lugar. Dark Tranquility es una banda que ya lleva un recorrido muy largo  y sabe que es lo que quieren sus fans, comenzando su concierto con “The Science Of Noise”, de su disco Construct. La banda sueca nos regaló un gran mezcla de casi toda su discografía como “Hedon”, “The Lesser Faith”, “Silence, And The Firmament Withdrew”.

El primer gran momento del concierto llegó cuando sonaron los acordes de “Misery’s Crown”; todos los presentes coreamos la canción y ellos se mostraron conmovidos ante la gran respuesta que tuvieron sus fanáticos mexicanos. La presentación termino con “Terminus (Where Death Is Most Alive)” y sin duda nos dejó con todos los ánimos para poder ver a la siguiente banda, Arch Enemy.

Al punto de las 10:00 p.m. comenzaron a sonar los primeros acordes que anunciaban la llegada de Michael Amott y compañía. “Enemy Within” fue la primera canción con la que nos deleitaron esta gran banda sueca de death metal. El publico enloqueció al momento que sonó por primera vez la voz de la bellísima Alissa White-Gluz, ex Agonist, la cual  no nos hizo extrañar (tanto) a Angela Gossow en las vocales.

Temas clásicos como “My Apocalypse”, “You Will Know My Name” y “Dead Eyes See No Future” hicieron retumbar el reestrenado recinto (no se hacían conciertos en ese lugar hace casi diez años) y por momentos se cimbró el suelo al ritmo de Arch Enemy.

Después de que interpretaron “We Will Rise”, parecía que el concierto había llegado a su final, pero Arch Enemy regresó para tocar cuatro rolas más, siendo “Nemesis” el momento cumbre en donde todo el público coreaba y acompañaba la voz de Alissa, un momento que enchinaria la piel de cualquiera.

Para que comprendan un poco todas estas sensaciones vividas, les dejamos algunas fotos captadas por nuestra cámara.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM