Bestiario de Julio Cortázar

Arcano

Ya están tan manoseadas las frases de Rayuela que preferí por mucho desarrollar esta nota sobre un libro que juega de manera asombrosa con la imaginación, me refiero al Bestiario el cual puede ser confundido con el de Juan José Arreola, pero que trascienden igual.

Cada cuento es delicioso, atrapante, lleno de pequeños escarnios, los cuales definen el concepto de bestia como algo ingeniosamente desconocido, como algo cercano, como un misterio que deseamos que jamás sea revelado.

Al tratarse del primer libro de cuentos del Julio Cortázar, el desarrollo de estos es algo irregular, varios de ellos fueron hechos por fetiche, mientras que otros como medio de catarsis, aquí lo interesante el modo el que son abordados los temas.

La casa tomada es el primer cuento, es rápido, sagaz, y sobre todo muy desconcertante, otra aplicación llamada Cefalea, es mas retrospectivo, es hasta cierto punto difícil de llevar, aun que una de sus ejecución maestras, es sin duda, Carta a una señorita en Paris.

Reales, imaginarios o informes, la existencia de las creaturas es el eje necesario que en la mayoría de los casos requieren  una segunda leída, cosa inevitable en un autor que coqueteaba con el surrealismo y al ser argentino, contaba con un léxico inclinado a lo cosmopolita.

Una de las mas interesantes observaciones, fue como en varios relato hacen critica social sin declararlo plenamente, habla sobre el miedo y el horror de ser diferente, también habla sobre la fragilidad de la diferencia y la absurdo de hacerla evidente.

De esta manera  recomiendo pasar los ojos por estas obras, las cuales no permiten ver el Bestiario personal de Julio Cortázar sin necesidad de estar en peligro de que nos coman, o eso parece. En lo personal el cuento que mas les recomiendo es el Omnibus.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM