Cantina Covadonga en el Marvin 14, lo que mal empieza…

Fotos: @vagabundosmx
Texto: @aegre

La cuarta edición del Festival Marvin se realizó el pasado sábado como ya es costumbre en diversas locaciones del corredor cultural Roma-Condesa.

A pesar de ser unos de los festivales con la mejor propuesta tanto de arte, música e incluso contar con un formato pocas veces visto en nuestro país, está edición sufrió de la mala organización, al menos eso ocurrió en lo que fue la Cantina y Salón Covadonga.

De estos dos el primero fue el más afectado. A pesar de tener horarios a partir de las 2 de la tarde, no fue sino hasta 2 horas y media y tras una larga espera bajo el sol que por fin se permitió el acceso al lugar para poder disfrutar la música de Mexican Dubwiser. Sin duda tras la incertidumbre de no saber que pasarían con las presentaciones de ese venue, el concierto hizo olvidar esos problemas y se volvió a sentir ese ambiente fiestero del principio. Cabe mencionar que próximamente Mexican Dubwiser se presentará próximamente en Glastonbury, y con presentaciones como la del sábado podemos imaginarnos porqué.

Adrian Be se encargó de seguir con ese ambiente de fiesta generado tras la anterior presentación, aunque esta vez con un público mucho menor, tuvo una actuación bastante digna. Seguido y con las prisas aún más evidentes tocó el turno de una muy tímida Daniela Spalla, que con su peculiar voz logró conquistar al público que la observaba muy atentamente.

Muy agradecida la argentina quien ahora vive en nuestro país se despidió del público y lo mejor del día aún estaba por llegar. Tras una participación rápida de Roy MT, Tino el Pingüino se encargó de las rimas y el hip hop, siendo una de las promesas del hip hop de nuestro país dejó los ánimos bien puestos para la presentación de Danny Brown, uno de los headliners del festival.

Como era de esperarse, le gente se empezó a acumular para entrar a ver al rapero Estadounidense, y poco a poco el caos se iba apoderando del lugar entre la gente que salía de la presentación de Daniel Johnston, a pesar de esto y del mal sonido del lugar, Danny nos ofreció un concierto efectivo, hit tras hit hicieron que los problemas previos se olvidaran.

Para el final, Silverio quien reventó el lugar tras otra escena de caos, ofreció una presentación como él sabe, insultos, cerveza volando y el en su ya clásica trusa roja cerro el día en uno de los lugares que pecó de mala organización y mal sonido pero que al final fueron los actos lo que hicieron que todo se olvidara.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM