Cartelera Intolerante en el Bajo Circuito: Una buena probada del Vive 2015

Texto: Gabriela Estrada

Hace justo una semana, le dimos el rol a la ciudad y nuestro punto de aterrizaje nocturno fue el Bajo Circuito.

Para quienes aún no hayan vagabundeado por ahí, les contamos que es el perfecto búnker sónico que se guarece justamente bajo el puente del circuito que intersecta Constituyentes con Juan Escutia, muy cerca de la Condesa y de los buenos taqueshis de El Huequito.

Bajo Circuito es la perfecta guarida para los amantes de la noche, el túnel  que transporta los sonidos de bandas en vivo, acompañados de una ambiente propicio para los showcases, la cheve y una buena barra de bebidas nacionales e internacionales a muy buen precio.

A tan sólo unas horas del finalizado el Vive Latino 2015, les compartimos la reseña de dos bandas súper buenas que tocaron en el Bajo Circuito aquella velada del Viernes.

A sorbos de juventud, el inicio fue revitalizante después de una larga espera de bandera verde a salida escena: Julie Doppler que, a buen cuarteto, se desenvolvió entre canciones escritas en vagones del Metro, recordándonos nuestras tardes como pasajeros a ritmos tenues, dibujantes de caminos entre andenes.

Con un poco de bossa nova y en desmedida versatilidad, la banda intercambiaba instrumentos sin el mayor rasgo de petulancia, deslizándose hacia nuestros oídos entre melodías de amor de la ciudad. Julie Doppler es el buen placebo para solear cualquier día, además de dejar en el aire una pregunta que se nos llegó en mente durante su presentación; ¿De qué quieren hablar las nuevas generaciones de féminas? ¿Qué instrumentos les gusta más ejecutar? ¿Bajo qué temas se inspiran? ¿Qué ritmos inciden, a quién llaman?

Finalmente, Julie Doopler nos comentó a media luz sobre la siguiente rola, que bajo la producción de Torreblanca, nos hizo vivir la velada, resguardados bajo el concreto que circunda Juan Escutia: como en un sueño pop.

Acto seguido (después de más de un buen par de cigarritos y la respectiva bebida), llegó la poderosa bailadora y vocalista de Mariel Mariel, chilena de fuego que en velos de intensas percusiones, deliciosa batería y marcados ritmos de cumbia, nos dejó ese sabor de barrio al que nadie le dice no.

Con un pequeño acordeón en la cadera, el ambiente de playa emergió en el Bajo Circuito en un free style que llamaba continuamente al mar. ¡Bótalo, desahógalo!, insistía la condenada Mariel Mariel, invitando al honorable a encontrarla en medio de danzas en la Carpa Intolerante del Vive Latino.

Al final nos quedamos con las ganas de ver a Mon Laferte, de quien ya no nos contaron por qué no se presentó aquella vez.

¡Saludos, Vagabundos!

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM