Ceremonia 2015, la estrategia convertida en propuesta

Fotos: MG
Texto: Fernando Contreras

Una vez más, Ceremonia recibió a miles de personas para vivir la experiencia que ofrece el Festival, en el ahora llamado Foro Pegaso, con mucha buena música, mucha buena comida y mucha buena cerveza. Aunque el objetivo principal de cambiar el Festival a Mayo, no fue el evitar la lluvia, este fenómeno quiso estar presente de nueva cuenta con más fuerza que nunca sólo por un pequeño rato.

Para esta edición nos fuimos más que preparados con botas de lluvia, impermeables, bloqueador y lentes de Sol, ya que, los pronósticos del clima, nos advertían extrema radiación solar en el día y extrema precipitación durante la tarde y noche. Ya saben, la atmósfera siempre nos tiene malas jugadas.

Ya que Ceremonia es mi Festival favorito, puede que todo lo vea perfecto y sin malos comentarios. Aún así, trataré de ser objetivo, ya que, después de todos los Festivales, siempre me quedo un poco insatisfecho.

Después de un pequeño recorrido por el Foro Pegaso y el Festival, los horarios impresos en lo vasos de cerveza, nos advertían la apertura en los escenarios principales con dos actos que son un poco conocidos en la ciudad. Yoga Fire y el trip hop de El Triple Filtro nos dieron la bienvenida junto al gran calor que nos cubría en ambos escenarios, siguiendo en el Off The Wall Stage con Kryone con muy poco público y la colombiana Kali Uchis. Esta última no dio un show como muchos nos habíamos supuesto; no fue malo, estuvo un tanto divertido, pero era obvio que el glamour y el movimiento de sus caderas, llamaban más la atención.

Antes de los platos fuertes, Füete Billete desde Puerto Rico y el garage punk de los españoles, Los Nastys, nos brindaron otros calurosos y adecuados sets de apertura en el escenario Corona, consiguiendo algunos fans extra a los que llegaron temprano para verlos, sintiendo algunas gotas que nos avisaban de la próxima tormenta.

Nunca había visto a The Wookies en vivo y para ser sincero, su show estuvo brutal; no suelo estar a favor de estos fenómenos meteorológicos en los festivales, pero puedo decir que la lluvia y el granizo les favoreció para que el clímax se mantuviera con “Discotecno”, aunque me hubiera gustado más verlos de noche.

Siguiendo con el hip hop y el trap en el escenario de Vans, el productor de XL, Kaytranada, interpuesto también con la tormenta, le abrió de buena manera la pista a todos los seguidores de Pusha T, un rapero con un súper ego y personalidad que le rompió los calzones a todos aquellos apáticos que sólo iban a twittear en la zona VIP.

Era obvio pensar que el olor a marihuana llegaría con toda su potencia durante el show de Snoop Dogg; al final fue así, pero le siguió el set de la francesa Melody’s Echo Chamber, uno de los mejores que he visto en Ceremonia, ya que el comienzo del anocher le sirvió a los potentes riffs de guitarra para que el show estuviera más de ensueño, en el buen sentido.

No sé cuantos de los asistentes vieron a Chet Faker en el Lunario el año pasado, pero su set en el Ceremonia nos voló la cabeza, al menos a mí que lo vi por primera vez y en un festival. “Gold”, “No Diggity” y “Talk Is Cheap”, fue de lo mejor en su set incluyendo su introducción.

Paso a paso le dimos la oportunidad a Jungle para superar su anterior acto en el Corona Capital y desafortunadamente no lo lograron. Comenzando con su retraso de media hora sin justificar, ya que la lluvia se había ido horas atrás, la emoción se fue para abajo y no entiendo por qué; el set list fue casi el mismo y los músicos se lucieron de igual manera. Yo creo que la gente ya andaba muy borracha y sólo se movían de un lado para otro. O sea, vieron a Jungle, pero a la vez no, algo así.

Después de ver el superadísimo acto de Disco Ruido, acompañados de Milkman al final del mismo, además del maravilloso set de techno puro y sin estragos de Daniel Avery, nos adentramos a escuchar por completo el show de The Horrors en el escenario Corona y aún sigo con la boca abierta. Creo que ya es la séptima vez que vienen a México y nunca se me había hecho ver a estos evolocionados músicos de Londres.

“Still Life”, “I See You”, “Chasing Shadows”, “So Now You Know” y “Sea Within A Sea”, fue de lo mejor que he escuchado en un festival, obvio con el Strange House fuera de su set list. La verdad son dignos de reconocerlos como una gran banda, yo sé que a muchos ya les cuesta verlos una y otra vez, pero admítanlo, no muchos adquieren cierta evolución en vivo.

Casi no vi a Art Departement y creo haber visto muy poca gente en el Off The Wall Stage a esa hora, pero escuché que fue de lo mejor para muchos asistentes amantes de la música electrónica que ya se les doblaban los pies de borrachos.

Siguiendo con los restrasos en el escenario Corona, llegó la hora de esperar la salida de Snoop Dogg con el vaso de cerveza advirtiéndonos que sólo iba a durar una hora; por fin supimos por qué no salía la hora de término en los horarios en días antes.

Antes de escribir esto, he escuchado malos y excelentes comentarios de la presentación de esta leyenda viva del rap y el hip hop; que si ya está viejo, que por qué no escuchamos canciones de su nuevo álbum, que por qué duró menos de una hora, que por qué hubo puros covers, en fin, cada quien vivió su experiencia con Snoop Dogg de manera diferente y nada podrá sacarlos de su realidad.

Quieran o no, ver a Snoop Dogg por primera y última vez (para la mayoría), no fue para nada insatisfactorio escuchando temas como “P.I.M.P.” de 50 Cent, “The Next Episode” de Dr. Dre, su respectiva sección de “California Gurls” de Katy Perry (todos se sentían Katy Perry), “I Love Rock And Roll” de Joan Jett & The Blackhearts (todos se sentían Britney Spears), “Hypnotize” de Biggie Smalls, “Jump Around” de House Of Pain, , “2 Of Americas Most Wanted” de 2Pac y si no se me escapa otra, “Jamming” de Bob Marley.

Igual no sé si fue lo mejor, muchos ya estaban cansados y aburridos, pero la emoción por lo menos nos llegó al mayor punto del día y verlo como una leyenda fue la mejor trama que veremos antes de morir. Más o menos así lo dijo él, pero con otras palabras. Ja.

Al final, Ceremonia se convirtió una vez más en uno de los mejores festivales y favoritos de México en lo que va del año. Pero insisto una vez más a casi un año de sobrevivir al del año anterior; ¿Es necesario una sección tan grande para VIP? ¿Podremos algún día no asociar la lluvia con el festival? ¿Hace falta una rueda de la fortuna como en los demás festivales? o ¿Vendrá un DJ edm en la próxima edición? ¿Alguien fue al horno del Camp Roswell? ¿Quién le aventó la bolsa de marihuana al músico de Snoop Dogg?

Mi teoría ha cambiado 9 meses después, aún no la planteo, pero son preguntas que espero resolvamos juntos algún día, mientras, vean las excelentes fotos que tomó MG en el festival:

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM