Chingadazo de Kung-Fu Presenta “Me Pongo Hasta La Madre, Porque Estoy Hasta La Madre” en el Lunario

Texto: Kira
Fotos: @garaizfoto 

Chingadazo de Kung-Fu y las más de mil almas presentes en el Lunario del Auditorio Nacional, no podrán olvidar la pasada noche y eso se notó en la emoción del público, así como en la voz cortada y nerviosa de Marino a la hora de contar las historias detrás de las canciones, que por cierto fueron dedicadas a su ex-esposa.

Esta banda se ha ido abriendo paso con composiciones que hablan de vivencias personales, de fiestas y desastres, cosas con las que todos los jóvenes se identifican; pero al mismo tiempo todas estas historias de grandes tragedias emocionales tienen su conclusión en el escenario, tal vez esa es una de las razones del éxito que han tenido.

Un ejemplo de lo anterior es 3 de Noviembre (No Me Agüito)” que fue escrita exclusivamente para la madre del vocalista de la banda, como dato curioso toma este nombre por la fecha del cumpleaños de la madre de Marino. Justamente antes de tocar esta canción, incluida en su nueva producción llamada Me Pongo Hasta La Madre, Porque Estoy Hasta La Madre”, misma por la cual nos reunimos todos esa noche, Marino nos contó que habla sobre problemas con su madre, por los cuales llevaban mucho tiempo sin hablarse. Quiso aprovechar esta noche tan importante para la banda y reconciliarse con ella, sin duda un momento muy emotivo.

Algo para destacar es lo agradecidos que los integrantes de la banda se muestran ante sus seguidores. Entre canción y canción no dejaron perder una oportunidad para recordar que los aman y expresar lo felices que son en el escenario, es por eso que Marino nos da un consejo, que hay que tomar muy en cuenta:

“Si su esposa los deja alguna vez, hagan una banda con sus amigos, es así como el peor momento de tu vida, se convierte en el mejor momento de tu vida”.

Mientras todo lo anterior sucedía en el escenario, entre la multitud, la euforia descontrolada, los coros incansables y los brincos interminables, hacían temblar el piso del Lunario. #Imape” y Rehab” son las rolas que abren la velada, seguidas de Azul Turquesa”, Intento Fallido #7″ y por si esto les parece poco, Pepe de Seguimos Perdiendo subió a compartir el escenario con sus amigos de ChDKF para interpretar Sigo Perdiendo” y de paso Nena Boba”.

Uno de los momentos más divertidos de la noche, en mi opinión, fue cuando Marino dejó el escenario para nadar en el mar de fans que inundó el piso del recinto, ya que fue esto lo que detonó un slam que me recordó mis días de juventud, sintiéndome de 18 años otra vez.

Lamentablemente la noche tenía que terminar, pero obviamente tenía que ser de la manera más épica posible. Después de una reconciliación muy emotiva entre Marino y su madre, invitados increíbles que dieron un toque único a la noche y un ambiente espectacular.

¿Cómo se podría mejorar una noche así? Juntaron todo subiendo a los teloneros, familiares, miembros del staff e invitados especiales al escenario para todos disfrutar de No Lo Tomes A Mal”, última canción de este memorable y probablemente el más importante concierto que Chingadazo de Kung-Fu ha dado hasta ahora.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM