Con todo y calor nos comimos una Machaca en Monterrey

Fotos y Texto: @the_nuel

Logramos sobrevivir al Machaca Fest comprobando lo que dice A Band Of Bitches, “45 grados, un chingo de cerveza”, ya que el calor en tierras regias esta con todo y solo a base de chelas bien frías pasamos uno de los mejores festivales del país.

Un gran cartel, 23 bandas para ser exactos, diferentes géneros, 3 escenarios, Parque Fundidora, el cerro de la silla, mucha cerveza fría y un calor infernal, así es como Monterrey recibió al Machaca Fest, en pleno sol se escuchaban ya los acordes de Los Infierno por un lado y la voz estrepitosa de Elis Paprika por el otro, con una modalidad de dos escenarios juntos, uno al costado del otro haciéndonos dudar de la logística del evento, en el fondo ya se escuchaba Disidente prendiendo a los pocos asistentes que tenían frente a ellos, en un cambio que pocos vimos se escucharon los acordes de Alfonso André el ex caifan, para hacernos cantar con sus melodías.

Llegaba la hora de sudar aún más con un slam, por un lado los clásicos de Tijuna No!, por otro lado el Ska Core de la Sekta, para un cambio tan drástico que provoco una división de público al tomar el escenario Adanowsky y sus bailarines, para después cantar los clásicos de Coda, mientras otros cantaban con mucha euforia los clásicos de los guapos de Texcoco, los chicos Tex Tex, la tarde tomaba color y el rock se hacía cada vez más presente.

Más cerveza, más rock, más gente, todo iba en aumento a como avanzaba el reloj, llego el reggae de Dread Mar I para apaciguar un poco al público y bailar tranquilamente, mientras al fondo el ska seguía provocando brincos y empujones con el ska de la Nana Pancha, “Cumbia is the Answer”, era la leyenda de las playeras que portaban los integrantes del IMS, que sin duda pusieron a Monterrey a bailar al ritmo de cada una de sus rolas.

Ya estábamos agotados, el sol daba con todo, pero nuestra pasión por el rock era mayor, desde el fondo de nuestra alma encontramos fuerzas para obedecer las órdenes del Abulón que junto a las Victimas del Dr Cerebro nos hizo sofocarnos del cansancio de tanto brinco, casi afónicos, empezamos a cantar las rolas de Panteón Rococo, quienes salieron a despedir la tarde para recibir una noche húmeda y calurosa, era turno de deleitar a las chicas, Leonardo de Lozanne bien vestido como siempre acostumbra tomaba el micrófono y nos hacía cantar cada rola de Fobia con grata inspiración.

Mientras que al otro costado el Cartel de Santa demostraba quien mandaba, todos unidos en una sola voz coreaban cada rima, cada verso que interpretaba Mc Babo, llego el momento más clásico de la noche, cantar, reír o sufrir con Alex Lora, ya que el Tri se apoderaba del escenario, a su vez, Resorte despedía y cerraba las actividades del escenario alterno.

Llegaba el climax del festival, toda la cerveza ingerida ya la habíamos transpirado, poca voz, pero aún encontrábamos energía para el gran cierre del festival, así es como con gritos y mucha fiesta recibimos a los Auténticos Decadentes,  la murga nos hizo bailar como niños, los argentinos querían seguir la fiesta, pero una logística muy estricta en cuanto a horarios, nos mostró un cambio inmediato, al escuchar el grito de Andrew Stockdale empezar con “Dimension”, así es, los australianos de Wolfmother ya estaban en el escenario, solos de guitarra, un bajo inconfundible, así vivimos su música, pero como todo lo bueno, llegaba el final, la cucaracha saltaba para despedir una gran día lleno de música, Papa Roach era la banda encargada de cerrar con broche de oro este festival, saltos, euforia, adrenalina, eso y más desprendía Jacoby, no podíamos pedir más.

Son pocos los festivales que te dejan más que sofocados, cansados, agotados, sin voz, el Machaca Fest se suma a esta lista, buena música, buena logística, buena comida, mucha cerveza, un evento que esperamos se vuelva a repetir año con año y que poco a poco tome fuerza y sea cada vez más grande, enhorabuena, salud por más festivales como este!!!

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM