Crónica del Pájaro que Da Cuerda al Mundo de Haruki Murakami

Arcano

Murakami, Murakami, Murakami, victima de su propia ocurrencia, esa que a todos nos distingue; llena de fetiches y predilecciones que  plasma de manera tan autentica que terminan por darle un carácter un tanto polémico.

Mucho de ha debatido sobre la facultades literarias de este hombre, que oscilan entre el símbolo de capitalismo en oriente hasta la homologación  e influencia de lo real maravillosos y el realismo mágico.

Partiremos con su obra más deleitable: Crónica del Pájaro que da Cuerda al Mundo, ejemplo de sus mayores fortalezas y de su principal cualidad; esa que a cualquier literato le atrae criticas de puritanos y  dividendos a  editorialistas: el ritmo.

Leer a Murakami es estar atrapado en una montaña rusa con vista panorámica a un precioso valle, no te da tiempo de ver el paisaje,  ya estas cayendo en un giro de la historial para repentinamente  detenerte en seco, para volver a subir.

Tooru Okada ejemplo vivo de la crisis de la madurez actual: joven, insatisfecho, y un tanto enclaustrado en su egocentrismo emocional y cultural. Es arrastrado al lugar más peligroso que existe, el alma de una mujer, una llena de demonios, sobre todo, el de su amada Kumiko.

Una desaparición que no tiene sentido, una nueva amiga que tampoco  puede comprender muy bien, May kasahara, la cual simboliza la otra crisis, la de la juventud: simple, cínica, desinteresada del fluyo de las cosas.

Y ese pozo, cerca de la explicación del titulo, fuente de toda fuerza, respuesta de la condición humana y al mismo tiempo la respuesta de donde esta Kumiko, donde esta realmente Tooru.

También esta la mujer que  llama al teléfono, La que compra la casa de la horca, La que no desea ser rescatada, cada una en un lugar muy lejano de lo que conocemos, esas que solo resaltan la soledad y el aislamiento de nuestro personaje.

Ahora el tema con Murakami es la formula para ejecutar sus obras. Todas ellas cuentan con características más que evidentes, una vez que sigues sus libros.

Su fascinación por los gatos lo hace convertirse en el pivote fundamentales de la trama, su necesidad de insertar alguna muerte escalofriante que no puede ser parte central de la historia, la conexión del mundo físico y el onírico y su  pretenciosa necesidad de restregamos en la cara su amplia cultura musical.

Sus personajes todos son ninis que tienen la suerte de tener o encontrar algún mecenas, interesados en los aspectos menos apreciados del mundo capitalista, y atraídos al monumento de la cultura occidental, es decir, Grecia y todo lo que representa.

Una peculiaridad del autor es su empeño en sorprendernos con el titulo tanto de su obra como de sus capítulos, los cuales a una primera impresión , son desconcertantes pero terminan por ser magníficamente explicados, no solo con lógica, si no también con estilo.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM