Die Antwoord destroza el Escenario Principal del Vive Latino #VGMXVL15

Fotos: OCESA
Texto: @the_nuel

Cada Vive Latino buscamos nuevos sonidos, ritmos que nos hagan mover el cuerpo, perder el sentido (de la mejor forma) o simplemente perdernos en la música.

Esto sucedió en una de las actuaciones que causaba un poco de controversia, ya que el Escenario Principal, en uno de los mejores horarios del festival, lo tomaba la banda sudafricana de electro rap, Die Antwoord.

Estos personajes que presentan un show lleno de energía y misterios, que nos hacen vibrar y bailar desde inicio a fin, en las consolas con un cuerpo atlético y su ya conocida máscara, encontramos a DJ Hi-Tek, quien sale acompañado de Watin Tudor Jones y Yolandi Visser, un par de seres tan extraños pero a su vez tan atractivos, que pisan el escenario con toda la parafernalia de un rapero, ropa holgada y sudaderas cubriendo sus cabezas, para así empezar con las primeras rimas.

El público enloquece cada vez que escuchan “Fuck You”, propios y extraños poco a poco llegaban al Foro Sol mientras los bits de canciones como “Baby’s On Fire” y “Cookie Thumper” hacían enloquecer a más de uno. El anochecer llegaba, con ellos los visuales lucían más, esto nos llevaba apreciar el movimiento de Yolandi sobre la consola para hacernos entrar en un trance del cual no podríamos escapar.

El ambiente se llenó de música, todos estábamos hipnotizados por aquellos tres cuerpos bailando, así es, ya eran tres, estábamos tan perdidos en el viaje que no percibimos el momento en que un tercer ente llegó al escenario; lo único que sabíamos era que queríamos seguir bailando y escuchando esa voz hasta perdernos en ella misma.

Con un “Gracias México, Motherfuckers, Gracias Pendejos” nos hicieron despertar y caer brutalmente a la realidad, asimilar el lugar donde nos encontrábamos y así fue como llegó “Ugly Boy” para explotar dentro de nosotros esa adrenalina que tal vez durante todo el festival no había salido. Watkin decidido bajar del escenario para caer a los brazos del público, afortunados aquellos que lograron estrechar su mano y compartir esa energía que llevan. Con esto despedían su show y agradecían cada gota de sudor que llegó a recorrer los rostros de los asistentes.

Posiblemente todo fue un viaje resultado de sustancias químicas o simplemente fue la música la que nos hizo viajar, nunca lo sabremos.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM