Dos años de gira y nueve mil kilómetros: Love Of Lesbian en el Metropólitan

Texto: Gabriela Estrada Fotos: OCESA

Las noches se fueron sucediendo en el bar Caradura hasta convertirse en eventos masivos, en presentaciones en el Vive Latino, en el Lunario y en una velada muy íntima que fue rayando en lo acústico el pasado Viernes.

Fue la noche de un amor lesbiano, de una cercanía hecha realidad para sus seguidores de hueso colorado, quienes seguramente amanecieron afónicos la mañana del Sábado de tanto cantar a garganta pelada.

Vestido a blanco y negro, como en un sueño de baile de 1920, Santi Balmes lucía gran sonrisa, que a tono se complementaba con las de Dani Ferrer (teclados y trompeta), Uri Bonet (batería), Jordi Roig (guitarra y teclados), Julián Saldarriaga (guitarra y sintetizadores) y Joan Ramón Planell (bajo y sintetizadores).

La invasión siguió por los aires, alrededor de juegos de luces, mientras Balmes trepaba espaldas a escalas melódicas en “La Noche Eterna”.

“Un Día En El Parque” y “1999” se corearon a piel en llamas, para en una pausa hecha de un halo de luz, encontrarnos rodeados en una época y en un lugar que entre estatuas y pilares, renace en cada concierto: el Metropólitan.

En un salto, la tecnología hizo juego de la noche provocando fallas en el audio, situación que despertó en el público la repentina y natural emoción de entonar las mañanitas dedicadas al vocalista de Love Of Lesbian, quien celebró su aniversario esa semana.

La improvisación nos hizo pensar en cómo una banda imprime esa cercanía con su público, mientras “Carta A Todas Tus Catástrofes” se colaba en la emoción, en el grito, en el baile. Una pequeña bandera mexicana pendía del teclado, enfatizando aún más esa conexión con el venerable, además de ese gran sello de la banda que en tónicas breves y constantes, lograron minuto a minuto el tarareo de cada estrofa como si hubiesen existido desde el principio de todos los tiempos.

“Noches Reversibles” confirmó lo dicho por Santi Balmes; “los recuerdos son situaciones que nos sucedieron y que exageramos, eso fantástico que pudo haber sucedido“. Previo a su comienzo, el vocalista enfatizó la lírica de esta rola azotadora diciendo; “Te dediqué un disco“, para, en una pausa, enunciar que el concierto sería lo que el público quisiera y para quienes lo quisieran dedicar.

Definitivamente Love Of Lesbian es una banda acupunturista, no sólo del recuerdo, si no también del sentimiento, una agrupación que sabe darle a cada quien, en qué tiempo y en cuántas dosis.

Durante el evento se hizo una breve pausa para hacer mención a los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, cerrando el conteo para unirse de manera solidaria con los afectados al grito de ¡justicia!

El concierto que duró dos horas y media, se desenvolvió en un set de canciones desnudas (acústicas), que derivaron en rolas como “Mi Primera Combustión”, “Segundo Asalto”, “Allí Donde Solíamos Gritar” e “Incendios De Nieve”.

Finalmente en su segunda vuelta al escenario, Love Of Lesbian dió un descanso a las pasiones y deseos escondidos, para dar paso a un baile eufórico y más festivo con rolas como “Pizzigatos”, “El Ectroplasta” y “Club De Fans De John Boy”.

La estocada musical cerró con “Domingo Astronómico”, “2009” y “Oniría E Insomnia”, siendo ésta última la firma de clausura con toque especial.

Aquí las fotos del show de Love Of Lesbian en el Teatro Metropolitán:

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM