EDC Sorprendiendo con la Música Electrónica

EDC_2016_02

Fotos: OCESA
Texto: Alixx Core

Este fin de semana se llevó a cabo la tercera edición del Electric Daisy Carnival y seremos concretos con los que vimos:

a) Gente nueva, mucha gente que nos hace sentir ya unos chavorrucos.

b) Ridículas y eso que la audiencia de este festival sí que sabe llamar la atención.

c) Extranjeros, bendita la hora en que no hacía tanto calor y todos los canadienses nos daban a entender con su pecho al descubierto un #bitchplease en mi país estoy a -5° esto no es nada.

Escenarios imponentes, variedad en los food trucks y juegos mecánicos, que hacían de la estancia en el autódromo Hermanos Rodríguez, una experiencia absoluta.

Lo más destacado del día 1; con más de 50,000 personas como espectadores, KikeOne, NSDO y Seconds, que fueron los abridores de los escenarios CircuitGrounds, NeonGarden y Dos Equis Stage respectivamente.

Lost Frequencies nos prendió no sólo con beats súper pegadores, sino con un back to the oldies con la década de los 70 y 80. Pudimos también checar el power que trae DJ Sandler, así como The Magician.

Los más esperados fueron Martin Garrix, Dragons Realm, Closing Ceremony y Alesso, que nos deleitó completamente con “Under Control” y la que más nos hizo saltar, “If I Lose Myself”.

Más de 12 horas que nos dejaron cansados, dejando toda nuestra energía en cada uno de los escenarios pero venía el Domingo y con ello mucho más punch cargado.

En este día seguimos viendo unos tótems muy chingones y no cabe duda que la creativida y la cábula del mexicano nadie las podrá superar. Un día un poco más despejado, con toda la actitud que, aunque al día siguiente era un godi lunes, no nos haría dejar de bailar.

Oliver Heldens, con tan solo 21 años, nos hizo mover la cabeza en contadas ocasiones. DJ Snake con su género envuelto en house y hip hop nos hizo poner atención a la gran versatilidad que tiene al presentarse en vivo. Axwell^Ingrosso que han estado ya en festivales como Tomorrowland y el Ultra Music Festival, toda una bomba al frente del escenario. Aunque Paul Van Dyk canceló de último momento y se oiga culero, nadie lo extrañó.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM