El Barón Rampante de Ítalo Calvino

9788478444212_L38_04_x

Por Arcano

Es una de las obras más bellas nunca jamás escritas, llena de hermosos momentos que fácilmente se quedan grabados en la mente del lector. Para ser una obra de 1957 provoca la sensación equivalente a leer los viejos cuentos infantiles de siglos pasados, como La Sirenita, Cenicienta, o cualquier otro.

Ítalo Calvino nos regala su propia versión de Peter Pan, nos lleva a un mundo heroico lleno de flores y burbujas, un mundo salvaje regido por sus propias reglas, un reino mágico que se extiende indefinidamente por el dosel del bosque.

Cosimo Piovasco di Rondo representa el poder del carácter llevado a sus últimas consecuencias, también nos lleva a un mundo de reglas propias que descarta todos aquellos convencionalismo impuestos por la sociedad y también todas aquellas expectativas designadas por otras personas.

Todo inicia cuando contradiciendo a su padre toma la firme decisión de subirse a un árbol. Un acto que detona toda la trama de la historia, ya que como puede irse adivinando, Cosimo no vuelve a bajar nunca jamás de las ramas, en la vida como en la muerte, en pensamiento como en espíritu.

blog

Una vida marcada por grandes aventuras, batallas con piratas, guerras con bestias salvajes, jaurías de lobos, tormentas nevadas, movimientos revolucionarios, hordas de ladrones arborícolas y  la mayor batalla de todas: contra la Sinforosa, la más implacable de las amazonas a caballo.

Lo bueno: Es una lectura preciosista que incluso en sus más tristes momentos se arma por hermosas fantasías. Te deja un buen sabor de boca y sirve de descanso al lector de la mayoría de las lecturas que proliferan en densidades o truculencias.

Lo malo: Hay un gran uso de idiomas como el francés, el alemán e incluso en ruso, que imprimen un sentido muy tierno a las situaciones pero que dificulta el libre entendimiento.

En conclusión: Es un gran cuento largo, pero no es apto para niños. Y rogamos que por ningún motivo a Disney se le ocurra hacer una adaptación, porque para bien o para mal tiene mucha tela de donde cortar.

FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM