El Lobo Estepario de Herman Hesse

Arcano

Vaya, como describes este libro, ubicar que método es plausible cuando no es fácil distinguir entre arriba o abajo, que es lo que esta pasando realmente, que significan las situaciones, que es realidad y ficción ¿o acaso puede ser algo más?

El Lobo Estepario es la cumbre de su género ¿Si es que este tiene alguno? Muestra máxima del talento de su creador; Hermann Hesse, y sobre todo una de las obras mas debatidas entre eruditos, literatos, filósofos, fanáticos espirituales, y místicos, desde su publicación.

Hasta cierto grado se puede considerar como el opuesto, en otra obra suya igual de increíble, es decir, Demian. El lobo Estepario es una metáfora en sí; la bestia salvaje que habita en la  solitaria e inhóspita inmensidad, idea explicada por el eje de todo el libro Harry Haller.

Uno de los tantos elementos extraños del Lobo Estepario es su división en diversos planos de interpretación, existe el semi-autobiografico  y el onírico, el argumentativo y el simbólico, todos contenidos en un sujeto lleno de atractiva intriga, de madura experiencia y sobre todo, de apabullante espíritu.

Harry Haller no es quien nos cuenta la historia, es el sobrino de la casera del cuarto donde nuestro personaje habito, por medio de las extrañas cartas que dejo tras de si, cada una de ellas, cuatro en total, abordan la desesperación interna de un hombre muy serio por cuadrar la partícula propia que es versus las disposiciones del mundo hacia él.

Hay dos elementos que no podemos omitir: Armanda es el puente de la pasión alegórica que arrastra a nuestro personaje a las profundidades del sinsentido mundano, a las extrañas interpretación del papel de la mujer sobre el hombre, y hacia la incomprensible muerte de ella, solo si deseamos darle esa lectura.

Y Pablo, el saxo de la fiesta que duro hasta el amanecer, el elemento de jovialidad inexplicable, la añoranza cubierta de desaprobación que lleva con sus extraños sonidos a un escenario incomprensible, lleno de puertas, lleno de recuerdos del pasado donde mirarse a uno mismo en el espejo, puede ser también una mentira.

La experiencia del lector del Lobo Estepario de Hermann Hesse es haberse dormido en un transporte publico y no darte cuenta, es seguir adelante y soñar lo que hay más allá de donde debiste haberte bajado. Tal ves nunca tendremos un a idea clara de lo que pasa.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM