El trabalenguas más erótico: Cunnilingus

Texto: Alixx_Core

No, no es el plato favorito de una de las películas con una rata como chef, y tampoco es un trabalenguas, pero se oye divertido y que una persona sepa lo que hace con tus “labios” es completamente un “score” en la relación.

El cunnilingus viene del latín, cunnus “vulva” y lingō, lingĕre “lamer” y es la práctica del sexo oral con los órganos genitales femeninos. Sencillo, tienes un martillo, clavas clavos, tienes una manguera, riegas plantas, ustedes tienen un órgano reproductor masculino, sabes qué hacer con eso, no es complicado meter y sacar, pero la prueba de qué tan buen amante eres es definitivamente un cunnilingus, puesto que no sólo es sacar la lengua cada que creas que sea lo correcto, no, debe de haber ritmo, saber cuándo, dónde y cómo harás que acabe tu pareja.

Por lo general el sexo oral es el principio del ritual amoroso, pero no debemos dejar de pasar por alto, que es una conexión eminente, saber la posición idónea para ella para que lo disfrute mejor, así como tener la estimulación adecuada para que puedas hacer que tu damisela termine. Sí, hay muchas posiciones, el “69” es una de ellas, pero créanme que dar y recibir placer se hace por partes hablando del sexo oral. No digo que sea malo que se haga esa posición, pero debemos de entender, que uno no se puede concentrar tan bien queriendo que alguien acabe y tratando de poner tu mente totalmente en blanco, para que sea un orgasmo épico.

Datos importantes para un buen cunnilingus:

1. Ropa sexy, siempre, toda la vida, si estás en una relación, debes de entender que en cualquier día de los 365 días, se puede presentar la ocasión y no hay mejor arma de seducción que lindos ligueros y lencería de encaje.

2. Aromas exquisitos para paladares exigentes. Es algo que ni tendría que estar en estos puntos, pero ok, lo pondré por si se les va el avión: la higiene es elemental y de los 5 sentidos que tenemos, los más utilzados en un buen cunnilingus del que da el placer, son: el olfato y lo visual. Así que una buena ducha antes del “festín”, aromas involucrados, chocolate a los costados, es una gran forma de poner el deseo a todo lo que da.

3. Olvídate de todo. Si de por sí es difícil concentrarse cuando tu hombre está allá abajo, ya que lo que quieres es estar arriba de él, pero velo por este lado, no hay mejor manera de disfrutar una relación al 100, si no dejas que te consientan en tu momento y ya después podrás aplicar el “pleasure is my thing”. Déjate llevar y concéntrate en acabar al compás del ritmo del que está allá abajo.

Siempre lo he dicho, hay mil y un formas de tener una conexión impresionante con una persona, pero el hecho de que sepan lo que hacen, más de una vez te enamorarán y lo más emocionante es que será, en la intimidad de tu cama, así que no sean penosas, atrévanse a explorar más acerca de su sexualidad y si es con esa persona con la que comparten más de 100 motivos para crecer como persona, no veo el por qué no, al poder gemir más fuerte y acabar con una risa en la boca.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM