El Triple Filtro: una apuesta experimental sonora buena, verdadera y útil

Reseña por: @GabaMaiden
Foto: Facebook Oficial de la Banda

¿Quién no ha maldecido a la famosa Suavicrema? Sí, aquella torre en forma de falo en la que el gobierno Calderonista gastó innombrables cantidades de dinero.

Sin duda, la llamada Estela de Luz es muestra de derroche y su altura mínima en comparación con la corrupción que representa para el País en cuanto a su costo real.

Actualmente además de justificar su construcción a manera de monumento conmemorativo del Centenario de la Revolución y Bicentenario de la Independencia Mexicana, sirve de centro cultural dedicado al arte digital, mejor conocido como Centro de Cultura Digital (CCD), dedicado al fomento, creación, investigación y difusión de las expresiones digitales ¿Cómo la ven, chatos?

La fálica Estela de mil 704 paneles formados de dos placas de cuarzo  iluminados por leds es sede de un sin fin de actividades, entre las que destacan los talleres, conferencias, exposiciones  y espectáculos.

Es aquí donde podemos comenzar a sacar provecho de los 248 millones 900, 000 pesos que se pagaron en exceso por el acero con el que está hecha o del “total” de su costo  que pasó de 400 a 1,000 millones de pesos.

Algo bueno había que sacar de tan mal sabor de boca: una sala de cine para 120 personas con opción a proyecciones en 3D; un espacio para presentar artes escénicas y fines de semana de conciertos.

Una de las bandas memorables que se han presentado en el CCD es El Triple Filtro que se caracteriza por ser un quinteto en constante evolución, de gran propuesta y tendencias hacia los géneros Glitch -cortes y cliks-, Synth y al IDM (Intelligent Dance Music).

Para abrazar el proyecto musical que El Triple Filtro trae hasta nuestros oídos, habría que decir que vuelcan sus arreglos entorno a una mezcla electrónica y por ende a la caja de ritmos y el sintetizador, sin dejar fuera jamás una buena ejecución de guitarra, un consistente bajo, una persistente batería o la voz sexy de Niki Nakazawa influenciada por un añorante Rhythm and Blues.

Esta banda es toda una sorpresa acústica e inclusive visual, ya que durante la espera del lanzamiento de su primer EP, expusieron al público un concierto cinematográfico -“Drifting Extended Play”-, tomando escena en el Cine Tonalá a finales de julio de 2013, haciendo de la presentación de su disco todo un evento de experimentación óptico y sonoro que no sólo se ocupó de la estética, si no también del goce, del coqueteo, del deslizamiento del power pop a detalle y de una rica prueba de lo que tienen para dar en el escenario.

Fue durante la conferencia de prensa del “Festival Nrmal 2014” -a finales del año pasado-, que “Drifting Extended Play” se presentó a manera de concierto multimedia en el Centro de Cultura Digital (CCD) y como lanzamiento de su EP “Drifting”, después de varios meses de talacha y evolución al interior del quinteto.

El Triple Filtro esta conformado por Niki Nakazawa, voz, EUA; Emilio Reyes Bassail, guitarra, sintetizadores y secuencias, D.F.; Juan Pablo Viedma, sintetizadores, cajas de ritmo, Chile; Carlos Maldonado, bajo, Yucatán y por Pachiclón Rodríguez, batería y percusiones, D.F.

Han sido parte de eventos relacionados a los nuevos medios electrónicos, a la improvisación, a lo experimental y la música contemporánea, como lo fue el 3er Aniversario del Museo Universitario de Arte Contemporáneo-MUAC-,tocando junto a bandas del nivel del Instituto Mexicano del Sonido o el dúo tapatío de rock psicodélico Lorelle Meets the Obsolete.

El hecho de hacerse acompañar por un videasta que va proyectando imágenes en movimiento que se amoldan al ritmo de la música que crea El Triple Filtro en el escenario, sorprende en estructura y composición: es el perfecto pasaje sonoro entre el desfase de bocinas, el feeling de la banda, y ese buffet sonoro que no se pierde en reverbs u otros efectos al momento de mezclar.

Si estuvieran pensando en adquiir uno de los CD´s de este novedoso quinteto, olvídenlo. Su onda es definitivamente lo digital y si lo que quieren es algo material, podrán tener su música a través de un código impreso en una playera o algún otro artefacto que ellos han destinado para ese fin.

Otro rollo de El Triple Filtro es que su nombre proviene de la triple prueba que Sócrates ponía de frente a una historia para escucharla: ser buena, verdadera y útil.

Uno de los objetivos de Triple Filtro es sonar a la ciudad, entre lo mecánico, el desamor y la aceptación, combinando esos elementos en la visualización sincronizada con la música y con las almas que la bailen.

Los dejamos a merced de “The Vanquished”, también parte de su primer EP “Drifting”, en el que El Triple Filtro apuesta por la conquista del mundo de la publicidad, de su apropiación y modificación para nuestros fines más hedónicamente melómanos.

 

¡¡EXTRA, EXTRAA!!

Sigue más de cerca a El Triple Filtro en:

Facebook: https://www.facebook.com/triplefiltro

SitioWeb: http://drifting.triplefiltro.com/

Twitter: https://twitter.com/ElTripleFiltro

 

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM