En sueños pop llegó Au Revoir Simone al Auditorio BlackBerry

 Texto: @GabaMaiden / @Futuroll

Rayando la noche, el trío Au Revoir Simone, incendió el ánimo de sus más allegados fans en el Auditorio BlackBerry el pasado sábado. “Gravitron” y “Just Like A Tree” fueron las primeras rolas que tocaron, así como un largo repertorio de composiciones además de algunas de su más reciente disco “Move In Spectrums” (2013).

Las sexies y súper femeninas neoyorkinas dieron rienda suelta a ese buen electronic dream pop que arman entre sintetizadores, efectos de guitarra, y aquel shoegaze introspectivo que tan bien les sienta, además de sumarles estilo. Con un público un poco flojo y pocas palabras por parte de Annie Hart, que por cierto notamos su dedicación al practicar el Español, siguieron algunos temas de sus anteriores producciones como “Another Likely Story”, “Sad Song”, la nueva y un tanto menos atendida “Let The Night Win”, “Tell Me” y “We Both Know”.

En ambiente que podría calificarse sólo para chicas (en cuanto a la lírica de las canciones y sus ritmos), encontramos aguerridos y enamorados chavos de las integrantes de Au Revoir Simone, que en excelente escena y atmósfera, construyen paredes de sonido envoltorias y celebrantes de un mítico susurro al estilo de las ninfas griegas.

La ligera euforia subía constantemente a lo largo de la noche; conforme avanzaba el tiempo, escuchamos temas que poco a poco sería atendidos y coreados por los presentes, así que no tenemos un claro clímax del concierto sino hasta el final del mismo. “More Than” le abrió la oportunidad a las chicas para demostrar el dominio en sus electrónicos instrumentos y así darnos una pequeña dosis de baile para despertar del ligero sueño en el que nos envolvían. “The Lead Is Galloping” nos brindó un movimiento de luces segador para continuar con “Anywhere You Looked”, “Somebody Who” y lo más emocionante llegó con “Crazy” y “Shadows”, en donde vimos a las tres alternar posiciones y a Annie Hart jugar con el bajo.

Con cajas de ritmos destartalados y sus clásicos sintetizadores, D’Angelo, Hart y Forster nos hicieron emular un poco al dúo de Kings Of Convinience y en veces, la voz de Sharon de la agrupación irlandesa de The Corrs, claro con el toque personal que cada una tiene y a nuevo ritmo, dejando muy, muy atrás a los noventas y dando ese splash fantasmagórico que merodea a sus escuchas a ritmos indie rock y retro futuristas.

Llegó el encore y con él una esperanza de que la noche terminara con más emoción y baile; sí llegó a lograrse pero no como hubiésemos querido, albergó tres canciones que siguieron la misma dinámica de todo el set anterior. Con Erika Forster dando vueltas con el micrófono y silbidos que la alertaban a seguir bailando, escuchamos “All Or Nothing”, “The Pony Song” con la voz de Heather D’Angelo y para finalizar con aplausos incluidos por parte de todos, “Knight Of Wands”.

Así fue la noche con las originarias de Brooklyn; con baile y emociones muy ligeros, con pocas sorpresas, con simpatía, alegría, sensualidad y buena ejecución por parte de ellas. No lo catalogamos como un gran concierto, incluso los seguidores salieron un poco insatisfechos, pero la la piel de gallina sí se logró sentir algunas veces.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM