Entrándole al recuerdo: Escenario Corona Light del #CoronaCapital14 #VGMXCC14

Fotos: OCESA
Reseña por: @GabaMaiden / Gabriela Estrada

Derrapándose en la jornada del Corona Capital 2014, llegó Cut Snake en un horario recorrido a causa de la cancelación de última hora por parte del irlandés Hozier, quedándonos a deber esa mezcla de folk, rock y blues por causas de salud.

De Gold Coast, el dúo australiano de Cut Snake dio apertura a la bailada, donde Leigh Sedley -también campeón de surf- y Paul Fisher ofrecieron un buen inicio del segundo día del Festival Corona a cucharadas de un buen set de house.

Una hora más tarde -gracias a Tláloc-, se presentó Young & Sick, que ante tímidos y reducidos fans que recién regresaban de las guaridas que los arroparon de la lluvia, desplegó su proyecto musical y artístico con ese toque holandés que Nick Van Hofwegen compone, produce y diseña para esta bomba detonada en Los Ángeles.

Ya por ahí pasadas las 6 p.m. llegó la ex miembro de la banda texana Polyphonic Spree, St. Vincent. La cantautora y multiinstrumentista Annie Clark rayó el escenario Corona Light a punta de distorsiones con toque de rock psicodélico en la guitarra, para después lanzarse al público, después de tocar rolas como “Digital Witness”, “Town meeting song” y “Cheerleader”.

Avanzando como tiburones bajo el atascadero de lodo y albercas repletas de agua cafesosa, nadamos hacia Damon Albarn, en ansioso deseo de toma del mejor lugar para escucharlo y verlo en su etapa como solista.

El músico polifacético en evidente y calurosa entrega hacia su masivo público, propinó rolas que hicieron vagar entre épocas a los amantes de britpop, rock alternativo, lo- fi y de esa faceta más personal que caracteriza a su álbum grabado en 2013 “Everyday robots“.

Entre piñatas que Damon recibió por parte de sus fans, además del estupendo setlist que ofreció donde ” Clint Eastwood“, “End Of A Century” y por supuesto “Everyday Robots“, el músico inglés cerró su eminente presentación, para dejar libre el escenario a la banda de post punk, The Kooks.

Promocionando “Listen“, su cuarto disco de estudio, esta banda connacional de Damon Albarn, proveniente de Brihgton y lidereada por Luke Pritchard, en interpretaciones como la pegajosa “Naive” y “Forgive & Forget“, elevaron hormonas pubertosas, dando un festivo y emotivo cierre al escenario Corona Light.

¿Qué dicen? ¿No vemos en el Corona 2015?

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM