Festival Anónimo: La Explosión Latina en el Pepsi Center

FestivalAnonimo.JPV01

Texto: Fernando Contreras
Fotos: José Luis Ramos

El Festival Anónimo llegó y en su primera edición terminó siendo uno de los festivales mejor organizados, con un line up totalmente lleno de bandas y artistas latinoamericanos, así como algo muy importante; el boleto a un costo bastante accesible. Con dos escenarios dentro del Pepsi Center, 13 bandas presentaron sus repertorios musicales por más de 10 horas, aún cuando el soccer hiciera de las suyas.

Anónimo y Bros., nombres de los escenarios en honor al festival y a los tíos Zepeda, fueron los que albergaron los sonidos más representativos de Guadalajara, así como las propuestas más frescas de la ciudad y por supuesto el toque diverso y explosivo de Sudamérica, los cuales fueron escuchados por una audiencia cada vez más grande conforme avanzaba el día en el recinto.

Aunque el supuesto propósito del festival era impulsar a diferentes propuestas musicales que van corriendo en Latinoamérica, en realidad la gente presente pagó y fue por la serie de bandas que ya tienen una base sólida de seguidores en la Ciudad de México. Aún así, los asistentes que llegaron temprano no perdieron la oportunidad de conocer más a fondo a proyectos como Xato, Baltazar, Yogui, Daniela Spalla, Juan Pablo Vega y Zoviet.

La organización en los escenarios es de destacarse que fue excepcional; además de cumplir en forma con los horarios, la estructura del line up durante el día nos permitió que viéramos a todas las agrupaciones por completo, ya que esa bonita idea de alternar los dos escenarios con una banda tras otra, se hizo presente en el Festival Anónimo.

Ya con un Pepsi Center casi lleno, Technicolor Fabrics presentaron viejos y conocidos temas en donde ahora sí la pista comenzó a tomar forma con los cientos de presentes moviéndose. Desde “Ruleta” hasta “Nuestro Día”, la banda no dudó en sacar lo mejor de sí para acompañar su nuevo tema “Tiernos”, el cual ya estuvo en la boca de sus fans para cantarla.

Jósean Log, Sabino y Mylko cerraron el escenario Bros., siendo el más pequeño y por supuesto el que se mantuvo con muy poca audiencia. También, mientras la final de “La Champions” inundaba las pantallas de mucha gente en el mundo, el festival no dudó en también transmitirlo en las pantallas de este escenario, lo cual para muchos resultó un terrible tropezón, ya que ocurrió mientras algunos proyectos se estaban presentando, resultado de una total falta del respeto a los artistas.

Del otro lado, Porter fue la banda más esperada durante el día, posiblemente después de Los Amigos Invisibles. Los tapatíos también se encargaron de presentar, desde sus primeras canciones, hasta el muy querido Moctezuma, incluyendo su nueva canción “Cuxillo”. Un show en donde “Espiral”, “Host Of A Ghost” y “Huitzil” despertaron la energía que muchos aún mantenían guardada.

Aunque Siddhartha fue muy aclamado por el público, sobre todo por sus fans más aguerridas, Los Amigos Invisibles llegaron para invadir el escenario y por fin poner a bailar a todos los que quedaban en el Pepsi Center.

Desde Venezuela y con mucho amor a México, sin quedarles de otra, El Paradise sonó casi de principio a fin para cerrar este festival que, sin duda, cumplió con su propósito, aunque un poco deficiente en cuanto a contenido. Si no es mucho pedir, nos vemos en la próxima, con más propuestas que no sean sólo de Guadalajara.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM