Festival Coordenada, en Guadalajara también saben hacer festivales

Fotos y Texto: Michell Alegría

Está claro que México vive un gran momento en cuanto conciertos se refiere, año con año diferentes artistas de talla internacional pasan por nuestro país para ofrecer diferentes presentaciones, ya sea en solitario o en algún festival. Poco a poco esta serie de conciertos se va descentralizando y concentrando en diferentes puntos del país, este año Monterrey recibió una oleada de buenos festivales, pero otra ciudad como Guadalajara no se podía quedar atrás y de ahí nació el Coordenada.

Como es de esperarse, en la primer de edición de un festival, no siempre las cosas salen del todo bien, pero para nuestra fortuna, el Coordenada, a pesar de sufrir un par de reveses, salió casi limpio en ese aspecto. Con un cartel con grandes figuras nacionales como Hello Seahorse!, Panteón Rococó y Zoé, todo esto mezclado con grandes bandas internacionales como Editors y The Hives, además de la participación de Bunbury y Calamaro, hacían de éste un cartel imperdible.

El festival arrancó con dos propuestas Mexicanas bastante interesantes, por un lado, los tapatíos de Fesway, proyecto alterno de algunos integrantes de Radaid, que nos llevan por diferentes atmósferas gracias a la impecable voz de Sofía Orozco; por el otro lado, la irreverencia de los hermanos Tranquilino de Yokozuna y su poderío, calentaron las primeras horas del festival.

Loquillo, nos daba una muestra de rock directo desde España, enganchando al público que empezaba llegar al Parque Transloma. En el otro escenario, Soja ya era esperado por miles de fans quienes no pararon de bailar al ritmo de reggae. La tranquilidad nuevamente regreso al festival de la mano de Paté De Fuá y su mezcla de diferentes géneros, el grupo México-Argentino nos hizo pasar una tarde bastante agradable.

Rápidamente, en el otro escenario, una de las propuestas con más expectativas del festival, De La Tierra, el supergrupo formado por integrantes de Maná, Sepultura, Los Fabulosos Cadillacs y A.N.I.M.A.L, mostraron toda su fuerza, con un metal bastante bien logrado complementado por la energía de cada uno de sus integrantes y el carisma de Andrés Giménez, quienes al final, se lograron llevar los aplausos del público. Por otra parte, Hello Seahorse! se consolidó como una de los grupos más importantes de nuestro país, a pesar de quedarse sin luz a mitad de su show.

Hasta este punto y en menos de cuatro horas, ya había pasado la mitad del festival, la cercanía de los escenarios y la sincronización de los mismos permitía que las presentaciones fueran fluidas, a pesar de ésto, se empezaba a notar un pequeño atraso en los horarios, todo provocado principalmente por el apagón ocurrido durante la presentación de Hello Seahorse!.

Para la segunda mitad del festival, se presentaba una nueva propuesta estadounidense, Antemasque, formada por integrantes de The Mars Volta, quienes llenaron de energía el escenario Coordenada, dejando a todos con ganas de más. Esperamos que esta banda regrese muy pronto por estas tierras. Para la siguiente hora y media del festival, los escenarios estuvieron a cargo de dos bandas Mexicanas; por un lado Panteón Rococó, quien inició acompañado por Lo Blondo, dio un concierto lleno de éxitos, donde la gente no paró de bailar, provocando que casi se callera la valla del público y el escenario, por el otro lado, Enjambre hizo un recorrido a través de sus diferentes éxitos, haciendo énfasis en su más reciente producción lanzada unos días antes.

Ya para la recta final, Editors ofreció una contundente pero muy apurada presentación, debido al poco tiempo que tenían. Una lástima que una banda que no se presente muy seguido por estos lugares tenga tan poco tiempo (45 minutos), pero se pudieron escuchar éxitos como “Munich”, “The Racing Rays” y “Papillon”.

Andrés Calamaro por su parte, ofreció un sólido set, dejando paso a Enrique Bunbury, para finalizar cantando ambos sobre el mismo escenario, algo así como una prueba de lo que es su gira Palosanto. Mientras, en el otro escenario la gente esperaba impaciente a The Hives. Los Suecos dieron una gran presentación, gran parte del carisma de Per Almqvist, vocalista de la banda; definitivamente uno de los mejores frontman de la actualidad. Con un Español un tanto curioso, saludaba al público, mismo que le respondía y cumplía sus peticiones que iban desde gritar, hasta sentarse para perder el control. Estos Suecos deben regresar pronto a nuestro país.

El cierre se dio por parte de Zoé, quienes dieron una sólida presentación con temas de toda su discografía, incluyendo Programmatón, placa que le da nombre a su actual gira.

Vivimos una gran primera versión del festival, que a pesar de pequeñas fallas, salió bien librado cumpliendo expectativas. Por lo pronto, nos vemos en el 2015.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM