Festival Coordenada 2018: Primer Día Lleno de Matices

Coordenada cumple cinco años como uno de los festivales que se ha posicionado como uno de los más importantes, no sólo de Guadalajara, sino del país entero, el cual celebró su quinta edición con un cartel lleno de matices, siendo el primer día el que más de estos tenía.

Lost Acapulco, bajo un sol nada piadoso, nos puso a bailar en el Escenario Tecate Light. Fue un acto que sin duda se agradece, donde los que no estaban sacando sus mejores pasos de lucha en el slam, se refugiaban en los pocos espacios con sombra que se encontraban por ahí.

Del otro lado del festival y en una zona un poco menos calurosa, decenas de personas se juntaron para cantar las rolas de CHDKF, que vaya que se han ido ganado adeptos.

Lost Acapulco

La tarde apenas comenzaba, pero la música no dejaba de sonar, mientras el Escenario AT&T parecía el que más propuestas interesantes tenía, albergando a bandas como Serbia y Airbag, fue la propuesta de Marian Hill la que nos terminó de convencer. Un synthpop muy minimalista junto con una base sólida de jazz que sin duda alguna sorprendió a más de uno que sólo pasaba por curiosidad, mientras en uno los escenarios principales, Camilo Séptimo, un habitual en esta temporada de festivales, hacía lo propio bajo un público que poco a poco se empezaba a ver más nutrido.

Marian Hill

Después de escuchar la poderosa presentación de Nombe, los clásicos de Aterciopelados, bajo esa magia que sólo alguien como Andrea Echeverrí puede lograr, demostraron que nunca dejarán de ser garantía.

Enjambre, una de las bandas nacionales que más importancia ha tenido en los últimos años y que en los festivales siempre cumplen, se presentó junto a St. Vincent, que para muchos, fue la razón principal de estar ese día en el festival.

Si bien la presentación de Enjambre fue bastante que cumplidora, con temas como “Dulce Soledad”“Manía Cardiaca” “Visita”, no podemos dejar de lado la tremenda presentación de St. Vincent, dejando en claro el por qué es uno de los actos que más atención ha tenido en el mundo en los últimos años. Un show que brilló no sólo por por la música, si no lo visual que Annie Clark y su banda mostraban con sus peculiares atuendos.

Enjambre

The Boxer Rebellion, ante un público discreto, nos envolvió con su atmósfera tranquila, que nos invitaba a mover la cabeza de un lado a otro. Justo al terminar los ingleses, tocó el turno de uno de los más queridos del público tapatío, Vicentico, quien le regresó el sabor latino al festival al interpretar canciones de su carrera como solista, así como algunos clásicos de su ya bien conocida banda Los Fabulosos Cadillacs. Así pudimos disfrutar canciones como “Creo Que Me Enamor锓Vasos Vacíos” y “Siguiendo La Luna”.

The Magic Numbers se prepararon para su reencuentro con el público mexicano en un set que nos llevó a través de las diferentes emociones que el rock alternativo de estos ingleses plasma de manera perfecta.

Para finalizar escuchamos a Zoé en uno de los escenarios principales y aunque había gente que comenzaba a retirarse del festival tras la cancelación de Deadmau5, la banda mexicana logró dar una presentación a la altura, superando por mucho su presentación en aquella primera edición del festival.

El cierre total corrió a cargo de Mi Banda El Mexicano, quienes sin duda sorprendieron a más de un curioso y cerraron más de una boca.

Así concluyó el primer día de una tarde llena de música en un festival que no había hecho nada más que comenzar.

Camilo Séptimo

Airbag

Lng/Sht

Nombe

Aterciopelados

I.M.S.

Odisseo

Johnny Clarke

The Boxer Rebellion

Vicentico

Fobia

Zoé

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM