Festival Vaivén 2017: Lo Bueno y Lo Malo

Fotos.Vaiven.MattAndKim1

Fotos: Rodrigo Puente

El Festival Vaivén se celebró por segunda ocasión, dándole otra oportunidad después de no concluir en la edición pasada a causa de la fuerte lluvia que azotó a la región. Para iniciar la Primavera, Vaivén decidió mudarse a los Jardines de México, no muy lejos de la sede anterior, donde, el increíble clima y cercanía a la Ciudad de México, nos prometían un festival único.

Aunque los horarios previos se extendieron a más de 13 horas de música, los asistentes presentes llegaron desde temprano para disfrutar del buen calor y mucha cerveza antes de los platos fuertes del festival, los cuales, mantuvieron una combinada propuesta que incluyó al EDM, rock, pop y sonidos experimentales por parte de artistas nacionales e internacionales.

Los escenarios principales se estructuraron uno junto al otro como en algunos otros afamados festivales; una propuesta heredada de Monterrey que muchas veces no funciona pero que aprovecha el espacio de los venues que a veces es reducido. Jósean Log fue el encargado de abrirlos para presentar en vivo Háblame De Mí (2016), seguido de Okills de Venezuela, Jesse Baez de Guatemala y los locales Salón Acapulco.

El dúo neoyorkino French Horn Rebellion y el proyecto de rock Black Pistol Fire fueron los dos actos que seguramente la mayoría no conocía, pero que, a pesar de no contar con muchos asistentes todavía, lograron conseguir algunos escuchas que seguramente les pedirán que regresen.

Con el pop rock al frente, DLD y Mon Laferte fueron los actos en donde ya se apreciaba un aforo considerable en la pista de los escenarios; probablemente los dos proyectos más esperados por muchos y muchas que en realidad iban a cantar los afamados éxitos que tanto el trío mexicano como la cantante chilena han posicionado en muchos medios.

Después de la lluvia y de suspender cerca de una hora las actividades del festival, el gran Slow Magic hizo lo suyo siguiendo con Matt & Kim; un dúo explosivo bastante conocido por el enérgico show que se cargan. Al entrar al escenario, la baterista Kim resbaló, lo que ocasionó un fuerte golpe en la rodilla y un intenso dolor que no pudo aguantar más después de 20 minutos de su set. Lástima por esta pareja, que si bien su música no es muy afamada, logran darlo todo en el escenario.

Ya con los horarios un poco más ajustados al itinerario real, llegó la hora de los actos electrónicos por los cuales muchos fueron al festival. Al terminar Sigala, el dúo The Kills presentó Ash & Ice (2016) en México con un increíble set que muchos no supieron valorar correctamente, incluyendo malos comentarios hacia la banda de gente que obviamente no los conocía.

Con errores en el sonido, el esperado dúo Galantis y los australianos Empire Of The Sun se encargaron de entretener a los asistentes que pagaron por ir a bailar a los Jardines de México. Más de dos horas de música electrónica que de mala manera se juntaron con grandes actos como The Kills, Matt & Kim y Slow Magic, al no ser del gusto total de gente que sólo fue por el pop meloso y la música bailable.

Al final, el festival logró juntar a buenos actos de diferentes corrientes musicales, pero vaya que a Vaivén aún le falta mucho por ubicarse como un buen festival, en donde la logística, el clima y los asistentes, no le beneficiaron en absoluto.

FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM