Fragilidad y opulencia en La Favorita

Texto: David Narváez

La favorita una de las películas más singulares del año, EMMA STONE y RACHEL WEISZ protagonizan un filme espectacular que cuenta con 10 nominanciones a los Óscares y con razón, no deja nada que desear, muestra un gran sentido del humor y un conglomerado especial de carnalidad, oscuridad, fragilidad y opulencia.

La favorita es un alboroto total de la realeza, y cobra vida gracias a su excelente reparto, Nicholas Hoult también es digno de mención, interpretando a un joven estadista británico y la dirección prístina de Lanthimos.

La nueva película dirigida por Yorgos Lanthimos es entretenimiento puro, irreverente, surrealista, suntuosa en el diseño de escenografía, vestuario, maquillaje y puesta a punto en la edición y la actuación.

Ubicado bastante lejos a principios del siglo XVIII, La Favorita sigue a los sirvientes de la reina Anne. Tan necesitada como ella está invirtiendo románticamente en su sirviente de primera mano, todo se derrumba cuando llega uno nuevo a Abigail. Aparte de un romance mal visto que tiene una estructura de tres actos a lo largo de esta película, mi mayor queja es que se sintió un poco más claro en la historia. Hay otras tramas laterales y pistas de historia de fondo que son eludidas, pero me sentí un poco modesto al recordar la historia de la película en su conjunto.

A medida que la política de la guerra toma bastante tiempo para Sarah, Abigail entra en la brecha para completar como la compañera de la reina. Su creciente amistad le da la oportunidad de cumplir sus ambiciones y no permitirá que la mujer, el hombre, la política o el conejo se interpongan en su camino.

La Favorita es sin duda una película que no te puedes perder, y llegara a cines el 1 de febrero gracias a 20 Century Fox.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM