Gepe abrazando ritmos en el Lunario

Texto: @Futuroll
Fotos: Manuel Castillo / Polvora Rock

Artistas chilenos, comida chilena, gustos chilenos o Chile en general, nos es muy familiar en nuestro país y más con personajes que tienen una segunda vida acá como lo es Gepe. Regresando por segunda vez al Lunario del Auditorio Nacional, Gepe nos mostró un amplio recorrido por sus cuatro álbumes de estudio, además de temas nuevos y un cover que sacó lágrimas inexplicables.

Los temas que fueron los encargados de comenzar la noche que duró casi una hora y media fueron el Intro con “Lluvia Diente Lluvia”, el baile fuera de tiempo con “En La Naturaleza (4-3-2-1-0)”, “Con Un Sólo Zapato No Se Puede Caminar” con dos bailarinas al tope de energía que desde el comienzo no pararon, “Libre” y “Fruta Y Té” en compañía de Juan Manuel Torreblanca. Gepe le dedicó esta última canción mencionada a una pareja de seguidores que por cierto no se aprendió sus nombres y tuvo que leerlos volteando de reojo a la hoja del suelo, algo muy emotivo para ellos seguramente.

Gepe, de regreso a la batería y con su saco volando hacia la pista, puso a vibrar el piso con “Bailar Bien, Bailar Mal”, “Bacán Tu Casa”, “Ayelén”, “Campos Magnéticos”, “Platina”, “Celosía” y “Hebra Prima”, de las cuales, en los momentos en que lo vimos sentado detrás de las percusiones, se notaba con más energía y con las ganas de tocar muy elevadas.

Sube de nueva cuenta Torreblanca al escenario, ahora al teclado y con una playera de la imagen de Disclosure a interpretar “Amigos Vecinos” seguida de una canción, que no entiendo por qué dijo que era nueva, titulada “Por La Ventana” de su tercer producción Audiovision (2010). Después de recordar la primera vez que pisó la Ciudad de México, nos dió las gracias por seguir su camino desde los pocos que lo conocieron en Taller Dejao y su debut en solitario Gepinto (2005) hasta su recién segunda presentación en un foro como lo es el gran Lunario y también escuchamos un pequeña porra a Chile y Latinoamérica.

Sonó “Alfabeto” y todos se fueron del escenario sin decir adiós, obvio el truco de regresar vendría, pero pudo haber sido un poco fingido sólo para causar más emoción, pero a veces aburre esa tradición también. En fin, en el primer Encore entró Daniel Riveros (Gepe) a sentarse en un banco con su guitarra a tocar “La Bajada” y en la misma posición y con muy buenos falsetos siguió “Las Flores” (Café Tacvba), con demasiadas lágrimas de algunas niñas en el público y una entonación muy fuerte.

Con el acordeón de nuevo en las manos de Torreblanca, escuchamos “Un Día Ayer”, el recuerdo de la canción gratuita “12 Minerales” y un adiós por parte de Gepe con “Bomba Chaya”. Esta incluyó la presentación de la banda y las dos bailarinas del D.F. con todo y máscaras y por último realizar un segundo Encore que incluyó sólo un tema y algunos asistentes regresando de las escaleras hacia la salida.

Así fue una noche más con Gepe en el Lunario que resultó ser muy rescatable pero sin muchas sorpresas ni emociones, aunque con buen sabor de boca.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM