Gran Cierre del Pepsi Ska Fest

Reel_Big_Fish_Ska_Fest5

Fotos y Texto: Alegre

Como todo lo bueno tiene que terminar algún día, el Pepsi Ska Fest llegó a su fin el fin de semana pasado, un festival que duró dos fines de semana y que trajo a nuestro país a un enorme cartel que componen este amplio género.

Tras un primer día de festival cumplidor, las expectativas sobre el cierre del festival eran altas. Al igual que en su primer día, el cartel contó con figuras emblemáticas del ska y punk, agregando un toque de reggae con The Aggrolites.

Tras la participación de No Tiene La VacaRude Boys Almalafa, los ánimos se iban prendiendo, dando por primera vez muestra de la flexibilidad del género, teniendo una versión ska de “Redemtion Song” de Bob Marley y demostrando que la escena local se encuentra fortalecida y con ganas de recuperar esos años de apogeo.

Desde muy temprano se veía un Pepsi Center con una buena afluencia de personas, la razón fue La Maskatesta, esa banda que está a punto de cumplir 12 años y que se ha convertido en una de las favoritas del público. Con su estilo romántico lograron poner a cantar y bailar a la gente que ya se encontraba en el festival, demostrando el por qué son tan queridos.

Era el turno de la primer banda internacional, se trataba de The Aggrolites. A pesar de no figurar como muy conocidos o como uno de los headliners, el reggae tan característico de estos californianos puso a bailar a todos desde un principio. Con un órgano imponente sobre el escenario y la actitud del vocalista Jesse Wagner, lograron dar la mejor presentación de lo que iba de la tarde, dejándonos un excelente sabor de boca y con ganas aún de más.

Tras la salida de los californianos, tocó el turno del acto sorpresa y tras la fallida aparición de Los Victorios la semana pasada, las expectativas no eran muy altas. Afortunadamente el acto sorpresa cumplió con creces, teniendo la participación de Horacio Blanco de Desorden PúblicoPato Rocco de La Maldita Vecindad junto a miembros de Los Victorios para interpretar tres temas, finalizando con “Pachuco”, lo cual sin duda desató la euforia del público presente.

Con los ánimos en lo más alto salió Nana Pancha siendo presentados como una banda que poco a poco logró su ascenso dentro de la escena nacional, hasta convertirse en una referencia de la misma. Con mucha actitud y con el apoyo de sus mejores temas, se desató el slam con la banda mexicana de ska punk, una muestra que en México también sabemos poner el ambiente.

Tocó el turno de Less Than Jake, un cambio que parecía algo brusco de acuerdo al mood que habían generado tanto el acto sorpresa como Nana Pancha, nada más lejos de la realidad. Siendo primerizos en nuestro país, la banda originaria de Florida llenó cada esquina del recinto con su ska punk muy noventero. Con una actitud un tanto estereotipada, la banda derrochó actitud sobre el escenario, regalándonos una de los mejores actos dentro de todo el festival.

Ya para la recta final tocó el turno de una banda nacional y una internacional; la Sekta Core ya conoce al público mexicano y sabe como ganárselo con su conocido estilo de skacore que armó el slam en la parte frontal del escenario, mientras algunos detrás del mismo sólo esperaban al acto principal de la noche, Reel Big Fish. El Pepsi Center se había convertido en una especia de cápsula del tiempo, llevándonos a aquellos tiempos donde el ska punk dominaba la listas de canales como MTV, dejándonos al mismo tiempo una sensación de nostalgia y alegría.

Con una segunda edición cumplidora, sólo queda esperar qué otras sorpresa nos puede entregar este aún joven festival, que en su segunda edición, dejó más que satisfechos a aquellos viejos fans que lo único que querían era bailar sólo un poco de ska.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM