Gringo Viejo de Carlos Fuentes

Arcano

Ambrose Bierce fue un escrito maldito que un buen día decidió largarse a morir en el  lugar más peligroso posible, uno que lo llenara de adrenalina,  regalándose unos últimos momentos de coraje; para esto, solo cruzo la frontera hacia México.

Carlos Fuentes en su pasión argumentadora  creo lo que podríamos llamar una “telenovela” a partir del gran misterio que fueron los últimos días del periodista y escritor,  en la realidad, hasta hoy nadie sabe que fue de él,  cuando decidió unirse a Pancho villa.

Al típico sentido del gran Carlos Fuentes y de toda la corriente que lo acompañaba, vemos un texto magnifico lleno de acciones descontroladas y decisiones calculadas, de parte del General Arroyo y la más típica historia de amor imposible.

A diferencia de otras historias del autor, en Gringo Viejo vemos un sentido mas fluido de las palabras y los conceptos, aun con el típico hacinamiento de personajes incidentales, sentimos un sentido de crónica y un manejo de los diálogos más accesible.

Mas bien este libro es un tipo muy particular de género, ese que nos hace creer que el autor, Carlos Fuentes, sabe más que todos nosotros y juega con el imaginario del lector, la fe y la expectación en un destino que al final del día sabemos que solo es ficción.

 A diferencia de otras obras del autor que tienden a caer en el hermetismo de ciertos círculos literarios e intelectuales, Gringo Viejo, es sencillo de llevar a todos lados, un ejercicio donde podemos disfrutar de la incredulidad militar y la liberación del verdadero yo.

Es claro que no se descuidaron los detalles que debe tener una historia  de trazo sencillo para que esta tenga esa magia, la lógica exacta de un forajido viejo  que gusto del “turismo revolucionario”  en las trifulcas de Pancho Villa, las mas salvajes de ese entonces.

Y por supuesto es inevitable un contrapunto con el autor, la miseria de la guerra armada versus la decadencia de una sociedad apunto de explotar en esplendor, raíces de un desprecio por un estilo de vida, cambiado a mostrar que aun se puede vivir, o más bien morir con orgullo.

¿Sera que Harriet Wilson podrá aclararnos el misterio? ¿Vivir para morir o querer morir viviendo como si fuera el último día para vivir? ¿Que pasa cuando cruzas un puente y lo único que ves atrás son las llamas que te dicen que ya no hay retorno?

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM