Hablemos de “Entre la Razón de la Locura”

La realidad siempre da tela que cortar y de aquí sale la novela biográfica “The Surgeon of Crowthorne” escrita por Simon Winchester y esta es tomada de inspiración para el filme “Entre la razón y la locura”, que pese a ser un drama histórico y mostrar varias imprecisiones con respecto a esta, se le perdona si se entiende que también está hecha para atraer a todo tipo de público ya para muchos la trama de que narra cómo fue hecha la primer enciclopedia de Oxford, podría resultar aburrida, sin embargo, nada más lejos de la verdad.

Con una trama ágil que se divide en cada uno de los protagonistas, el Doctor William Minor, quien está en un sanatorio psiquiátrico y el profesor James Murray, empiezan cada uno por su lado y explicando las vidas de cada quien, aunque en este punto hay que decir que salen sobrando las subtramas alrededor de ellos y parecen más bien de relleno, con una historia romántica un poco más que innecesaria. Luego de este punto las tramas se unen, y la verdadera historia comienza; la creación de la primer enciclopedia de Oxford, llevando al espectador por una diversa gama de emociones, preparando todo para el desenlace final.

Sinopsis: Al empezar a recopilar palabras para la primera edición del Diccionario Oxford de la Lengua Inglesa a mediados del siglo XIX, el Profesor James Murray recibe más de 10 mil propuestas de un paciente en el Asilo para Criminales Lunáticos de Broadmoor, El Doctor William Minor.

La dirección de Farhad Safinia es excelente aunque también se nota la mano en la producción de Mel Gibson; quien protagoniza como el profesor “James Murray”, haciendo una espectacular dupla al lado de Sean Penn interpretando al doctor “William Minor”, la simple presencia de este par de rebeldes de Hollywood, el duelo de actuaciones que llevan en la pantalla y la catedra que dan juntos es, para empezar, el primer pretexto para disfrutarla. La dirección de cámaras es muy bien lograda y a lo que hay que hacerle un punto y aparte es a la escenografía y vestuario que realmente transporta al público a la época que se plantea. El soundtrack es perfecto con música orquestada y épica que termina acentuado las escenas y darle ese sabor que ya nos tiene acostumbrado el señor Gibson.

Aunque a primera vista no se escuche muy atrayente la trama, vale la pena darle la oportunidad, ya que es altamente disfrutable y con escenas memorables que sin lugar a dudas dentro de poco podrá ser considerada un clásico.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM