Hozier y el Retumbar de su Voz en El Plaza Condesa

Ya nos había dejado plantados en el Corona Capital, pero eso no importó para que El Plaza Condesa se llenara para ver al músico irlandés por primera vez en México para presentar su álbum debut homónimo.

Aunque los horarios publicados fueron erróneos, la idea de ver a Alex Ferreira antes de la salida de Andrew se acertó con un set tropicaloso al lado de su bigote, su cabellera despeinada y su guitarra. Muy adecuado para la espera.

Pasando las 9:15 de la noche y olvidando por un buen rato que apenas había iniciado la semana, por fin Hozier salió al escenario impactándonos con su voz que sonaba como si estuviera dentro de un templo. Su set lo comenzó con “Like Real People Do”, seguida de “Angel Of Small Death & The Codeine Scene”, “From Eden” y “Jackie And Wilson”.

Fue obvia su clásica escuela al momento de ejecutar la guitarra, no sólo por su formalidad en el escenario, si no por que se dio el lujo de tocar un cover de una canción un tanto famosa y cambiarla de tal forma que no sonara tediosa y hostigante; “Blackbird”.

Tocó y cantó “To Be Alone” para darle paso a uno de los momentos más esperados con “Someone New”, tranquilizándonos un poco con “It Will Come Back” y dos temas que sólo cantaron los verdaderos fans; “In A Week” y “Arsonist’s Lullabye”.

Obvio todos esperaron “Sedated” y “Take Me To Church”, ésta última más que la otra, así que el público ensordeció como suele hacerlo con esos hits que suelen entrar a nuestra mente en los conciertos en México.

Hozier regresó para un encore que incluyó tres temas; “Cherry Wine” que sólo hemos escuchado en vivo, el último cover de la noche a ustedes saben quién con “Problem” y así cerrar con “Work Song”.

La noche no fue épica y tampoco pasó desapercibida, Hozier ofreció un set que no pudo dar para más y sin duda los covers impresionaron a muchos que no los esperaban. Si nos preguntan la calificación, el 8 sí se lo damos.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM