Impuesto de Fe/Desde Adentro: Una Celebración Babasónica en el Metropólitan

Babasonicos.TeatroMetropolitan.Fotos07

Texto: GabaMaiden
Fotos: Cesar Vicuña

¡Qué noche la del pasado Viernes y vaya concierto el que dieron los Babasónicos!

El Metropólitan lucía un pomposo sold out inicial, atestado de fans, vendedores, bebidas y hasta hot cakes de carrito. ¡Nada mejor como esa estrecha y musical avenida Independencia en el Centro de la Ciudad de México!

Abriendo telones bajo tutela de Adrián Dárgelos, con rolas como “El Colmo”, “Irresponsables” y “Pupilo” para encender motores, Babasónicos demostró por qué sigue siendo una de las agrupaciones más aclamadas en México.

A cada secuencia musical, uno podía sentirse al interior de una gran fotografía, gracias a la maravillosa ambientación provista de iluminación tenue en tonos rojos y magenta, que bien recordaba el halo de un estudio fotográfico y la artesanía de su revelado, haciendo cada movimiento y canción un lujo de la memoria.

¿Renovarse o morir?

“Su Ciervo”, “Vampi”, “Casualidad” y “Putita”, fueron leños de la gran hoguera ambiental en la que trascendió el concierto de esta gran banda argentina, fusionando estilos en cada rola, haciéndola nueva y de impacto en este Impuesto De Fe que bien sentó aquella rockera noche a todos los aún y orgullosamente defeños.

A sonido corte country sonó “Maestro” con arreglos y composición que se prendaron del atuendo de Dárgelo, quien a perfil casi Eastwood, disparó este tema inédito, robando aclamaciones por parte del venerable, mientras su maravillosa agrupación se jugaba varios momentos apostando por la caja de sonidos.

“Como Eran Las Cosas” levantó coro total, para después en un ambiente de reinvención acústica, dar paso a “Celofán” y “Puesto” con grandes efectos en guitarra que ilustraron al Metropólitan en un sueño emulante avandarezco, en donde la composición se valió de instrumentos tradicionales y clásicos como la flauta transversal, las maracas, el bongó, la armónica y hasta marimba.

Igualmente los sintes hicieron los suyo en “Letra Chica”, transportándonos minutos más tarde a inicios de un buen y rico año 2000, en donde el “Jessico” hizo de las suyas con “Deléctrico” y “Los Calientes”, en esta ocasión a suave fondo disco.

Un recorrido en formato acústico.

En “Capricho” continuamos con esta nueva producción a Impuesto De Fe, en reversión de las rolas más pegadoras de los Babasónicos, aplicando ya la conocida y muy cierta frase “Renovarse o morir”, que azotó en nueva onda también a clásicos como “Yegua”, “Soy Rock” y “Rubí (Ella)”, sonando como una joya de finales de los sesenta, casi como un homenaje a los chilenos Ángeles Negros.

Tras 25 años de carrera, los Babasónicos emergieron desde sus mejores ángulos, cerrando la noche del Viernes con “Burócratas Del Amor” y “Natural”, con nuevos géneros, arreglos y a nuevos ritmos.

El blues, el rockabilly y esa sensación de acompañarlos en el estudio en una versión unplugged deluxe, nos dejan en Impuesto De Fe un detrás de las escenas que se comparte en y con la banda.

¿Su epicentro? Los Quarry Studios, ubicados al Sur de la Ciudad de México, allá por Noviembre del 2015. Afortunados los que pudieron revivir el momento y la celebración de trayectoria de esta agrupación argentina el pasado fin de semana en el Teatro Metropólitan.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM