Jazz, Rock y Folclor a Tinte del Género Ranchero: Pedro Aznar en el Lunario

Texto: Gabriela Estrada

¿Recuerdan aquel grandioso soundtrack de “Man On Fire” (Hombre En Llamas)?

A capela y bajo un tinte íntimo, Pedro Aznar dio comienzo con ese tema a su show Unipersonal en El Lunario, mientras el encanto de “Mil Noches Y Un Instante”, trajo a colación un desfile de sus interpretaciones más clásicas, además de dar vuelo a un show generoso donde lo eléctrico y lo acústico se ensalzaron instrumentalmente.

“Nube”, “Rencor”, “Ya No Hay Forma De Pedir Perdón”, “Zamba Para Olvidar” y dos estrenos, “La Crisis”, de Horacio Ferrillo y “Por La Vuelta” (de autoría propia de Aznar), llevaron al venerable a un bosque a la vera de la mar, a desiertos convertidos en oasis, bajo matices de jazz, rock y folclor a tinte del género ranchero.

Remates al corazón; dos bajos, sumados a un grabador digital, creando un ambiente de estudio en medio de un Lunario encantado por Aznar al ritmo de “Perdón”, “Barro Tal Vez”, también extracto de “Mil Noches Y Un Instante”. Ello sin contar las versiones acústicas de “Black Bird” y “Strawberry Fields”, que fueron homenajes a las vertientes del rock y de lo latino a través de lo electrónico, de arpegios reversibles y de ensambles sonó “Because”, del cuarteto de Liverpool.

Ya casi al cierre, abanderamientos al álbum Quebrado del 2008, sonó como himno dulce al son de “Tiempo Sin Respuesta”, “Confesiones De Invierno”, remembrando su época a lado del cantautor Charly García en lo que fuera la agrupación Sui Generis; “Traición” del álbum Cuerpo Y Alma de 1998.

En su segundo regreso, Pedro nos dibujó una sonrisa al homenajear a Cerati, interpretando “Lisa”, para cerrar con “Todo Amor Que Exista”, dejándonos como garantía que la poesía transforma al tedio en melodía.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM