Jorge Reyes: El Paisajista Sonoro

Reseña por: @GabaMaiden

La semana pasada tuvimos el honor de asistir a la sesión de escucha dirigida en homenaje al músico mexicano Jorge Reyes, misma que tuvo lugar en la Fonoteca Nacional.

Parte de “Proyecto Colector” del periodista Ricardo Bravo que busca consolidar una Fonoteca más completa de lo que ha sido el rock nacional y el hispanoamericano editado en México, la sesión “Iconos del rock mexicano”, nos dejó un gran halo musical, la crónica de una trayectoria llena de fuerza, de proyectos del que los cantos ceremoniales, el rock progresivo de los años 70 y los instrumentos prehispánicos fueron elementos de la expresión artística

Es importante comentarles que en este viaje musical, también fuimos guiados por Edmundo Nava quien acudió como invitado de Ricardo Bravo y como colaborador y amigo del ausente Jorge Reyes.

Vamos entrándole a la historia de Jorge, quien fue fundador del grupo Chac Mool y un legado al rock mexicano.

La historia para Chac Mool comenzó a finales de los 70 junto al músico Armando Suárez -bajo, vocal y mandolina-, Carlos Alvarado -teclados-, Carlos Castro -batería y percusiones- y Mauricio Bieletto – vocalista, violonchelo y guitarra acústica-, donde Jorge fue flautista y guitarrista de la banda de la que se dieron 4 discos: “Nadie en especial“, en 1980; “Sueños de metal”, en 1981; “Cintas en directo”, en 1982; “Caricia digital”, en 1984 y “El mensajero de los dioses” en el 2000, éste último ya sólo con la presencia de Armando Suárez y Carlos Alvarado en colaboración con otros músicos, después de la desintegración de la banda en 1985.

Impregnados de atmósferas y letras profundas, los discos de Chac Mool transportaban a un ensueño de fusiones de rock, con letras profundas y la coincidencia con el boom del rock mexicano del que fueron iconos precursores en el empleo de instrumentos mesoamericanos como el caparazón de tortuga, el de caracol y el teponaztle (tambor plano con una hendidura), así como de la incorporación del violoncello, la mandolina, los timbales, la flauta, los sintetizadores e instrumentos prehispánicos.

Del disco “Sueños de metal”, les dejamos este shoot de Chac Mool para que paladeen cada uno de los elementos que les hemos descrito:

A alguno de ustedes ¿Jorge Reyes a la batuta de la flauta no les hizo recordar a Jethro Tull? ¡Qué manera de tocar!

Jorge Reyes fue un músico adelantado a su época, que comenzó una carrera en solitario en el 85 y quien concibió sus conciertos como ceremonias rituales prehispánicas que documentó a través de investigaciones y durante sus viajes, formulando propuestas sonoras, mezclando resonancias autóctonas con procesadores de sonido, difundiendo la música prehispánica por todo el mundo.

Armonizaciones, ecos y sonidos guturales fueron marco de su gran maestría en los tradicionales conciertos que llegó a ofrecer los días de muertos en el Espacio Escultórico de la UNAM, donde aparecía disfrazado de jaguar.

Sin perder sus raíces y con un sentido siempre místico, este viajero musical, visual, espiritual y cultural amplió sus horizontes musicales y grabó 22 álbumes oficiales.

Instrumentos precolombinos y guitarras de su primer disco solista “A la izquierda del colibrí”, en 1985; “Comala”, su segundo disco solista, donde Reyes se destacó desde el inicio no sólo como músico, sino también como un excelente conecte y relacionista público entre músicos y productores;  “Ek Tunkul”, en 1987 que fue una influencia progresiva y al new age bajo una hermosa portada de disco; “Viento de navajas”, en el 88, su inmersión al cine como música original de la película “El ombligo de la luna”; “Nierika”, en el 89 , más electrónico, abstracto, introspectivo y con huicholes de por medio; “Bajo el sol jaguar”, en 1991, que fue música por encargo; ” El Costumbre”, en 1993, que en Asia conquistó al público y el soundtrack de la película “La otra conquista”, en 1999, donde junto a Samuel Zyman, donde cada uno compuso sus propias melodías para el armado del disco.

Lo anterior por mencionar algunas de sus creaciones y darnos una idea de la gran talento y visión del collage sonoro de Reyes.

Finalmente hacemos mención de una de sus colaboraciones con Steve Roach, junto con quien es considerado como pionero de la música neo chamánica, etnotribal y ambiental.

El disco se titula “Vine Bark and Spore” -Roach y Reyes, 2000-

A 5 años de la muerte de Jorge Reyes, compartimos esta selección de algunas de sus obras representativas:

“A la izquierda del colibrí”

“Mort Aux Vaches”

Y por si quieren echar oreja más profunda:

¡Hasta la próxima!

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM