José Cuervo Salón se convirtió en vikingo con Amon Amarth

Fotos y Texto: @_TheyCallMeFefe

El José Cuervo Salón se vistió de vikingo por una noche para recibir a Amon Amarth. La banda sueca llegó a la Ciudad de México como parte de su gira por Latinoamérica que previamente hizo paradas en Brasil, Argentina, Chile, Costa Rica y Ecuador. Presentando su más reciente producción, “Deceiver Of The Gods”, la banda liderada por Johan Hegg hizo vibrar a los capitalinos como no lo hacían desde hace dos años que se presentaron en el Circo Volador.

Desde Tampico, Evil Entourage le puso sazón a los primeros minutos de concierto. La banda de death metal mexicana sorprendió al público que llegó temprano a la sede con temas como “Satanic Blood Transfusion”, “Swathe to Blind” y “Sceptic to Cross”. No todo el público era conocedor de la banda, sin embargo después del último acorde quedó con más ganas de esta.

 La banda que toma su nombre del autor J. R. R. Tolkien, saltó al escenario con “Father Of The Wolf”. Johan Hegg lanzaba miradas al público, que se volcaba dirección al escenario queriendo estar más cerca de sus ídolos. Con un esfuerzo para dirigirse a sus seguidores en su lengua natal, Hegg intentó pronunciar algunas palabras en español, “¿Fiesta?” gritaba a un José Cuervo vuelto loco.

La bandera de México apareció y enseguida “Deceiver Of The Gods” que le da nombre a su nueva placa de estudio. Los vikingos recorrieron su vasta discografía, sonó “Death In Fire”, “Guardians of Asgaard”, “Warriors Of The North”, entre otras. “Ready to get locos”, pronunció Hegg que comenzó el descontrol con “Destroyer Of The Universe”.

 Después de que el Cuervo cantara al unísono “War Of The Gods”, Amon Amarth bajó del escenario para proceder al encore. Con el escenario vacío, se comenzaron a escuchar ruidos de tormenta, los suecos regresaron enérgicos al escenario a cerrar el show con “Twilight Of The Thunder God” y “The Pursuit Of Vikings”. Monte del Destino (significado del nombre de la banda) se despidió de sus fans dejando en claro que había sido su presentación más ruidosa de la gira. La gente abandonó el recinto con el grito de “¡México, México!”.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM