La Divina Comedia: El Paraíso de Dante Alighieri

Arcano

De la esfera terrestre se eleva hacia la inmensidad del cosmos conocido diez planos celestiales llenos de luz, libres de culpa o miedo, esplendorosos de su gracia y loables en todas sus palabras, encarnación del verbo y origen de la rosa mística.

El paraíso de Dante corresponde a la visión ptolemaica de cosmos, donde la tierra forma en centro de todo, pero no es más que el pequeño móvil central de un sistema planetario reconocible,  es decir, elevándose desde la cima del edén, de manera indescriptible.

La luna, y el sol, el sistema planetario, y los dos extraños móviles superiores; el de las estrellas fijas, y el de las estrellas móviles, y el que rige todo el misterio de la creación. A diferencia de los dos primeros libros, no se necesita hacer esfuerzo para subir.

A pesar de la obra magna de Dante y la leyenda de  esta visión, es poco comprensible, como el mismo lo dice en varias ocasiones dentro del texto, la descripción de lo que ve, usualmente solo puede escuchar, apenas puede ver rostros y la luz siempre lo enceguece.

Logra transmitir un sentido de majestad que deja marcada la literatura, el lector, conforme va avanzando en estos cantos, se va sumergiendo en el éxtasis, en las emociones que el siente, y en las inmensa dudas que tiene sobre la naturaleza humana.

Momentos trascendentes como la visión de toda la corte celestial, donde la trasmisión de la visión es tan grande que es casi imposible no sentirse aturdido del poder de esta idea. Dante en la Divina Comedia incluso llega a rogar permanecer en esta gloria, aunque es tajantemente encomendado a dejar su inmortalidad en el mundo terrenal.

Desde el final del purgatorio termino la misión del que fue prácticamente su protector, Virgilio, relevado por la gracia de Beatriz que pasma en todo momento la lucidez de Dante y diferente de lo que  puede parecer, recibe de ella una guía estricta, pero sublime.

En la modernidad los cantos del Paraíso están echados a menos por su fuerte impresión cristiana, pero a diferencia los populares cantos de Infierno, es en estos donde el imaginario es más diversa, la abstracción mas compleja, y las metamorfosis de los escenarios es más sublime.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM