La Roux popularizando la elegancia en El Plaza Condesa

Texto: Fernando Contreras

La emoción por ver a Elly Jackson y su proyecto La Roux por primera vez en México, creció desde el pasado lunes; la cantante originaria de Brixton, ofreció una conferencia de prensa y se le notó bastante animada y emocioada por tocar en esta parte del mundo, de donde aseguró, casi no escucha música ni noticias. En la conferencia hubo demasiadas preguntas muy repetitivas y otras no tanto; de lo poco interesante que pudimos saber de ella, es el gusto que tiene por visitar México de vacaciones y la dinámica que cambia a la hora de subir al escenario con algunos músicos en vivo desde la salida de Trouble In Paradise (2014).

Por ahí supe de algunos que llegaron tarde por no enterarse de que el concierto cambió de lugar. Lo bueno que un acto mexicano abrió la noche y para ser sinceros, fue muy efectiva la decisión de incliur a Timothy Brownie. Aquellos no sólo lograron distraer adecuadamente a la poca audiencia que ya se encontraba dentro de El Plaza, si no que muchos se dieron a la tarea de ponerles atención y guardar la imágen en sus caras para adentrarnos a un futuro prometedor de una banda, de influencias funk y soul con música electrónica, que ya lleva varios años en los escenarios pequeños de los bares de la ciudad.

Poco antes de las 10:00 p.m. y con el escenario armado, Elly Jackson salió detrás de sus cuatro músicos bien acomodados e igual de elgantes. Con la audiencia ansiosa, sonó “Let Me Down Gently”, la canción ideal para abrir un concierto como el de La Roux; el tema sube a tono después de una emocionante pausa que en vivo suena mil veces mejor.

El set list se mantuvo prefecto, el álbum homónimo y Trouble In Paradise se manejaron de manera aleatoria y el sonido nunca falló; fue de esos conciertos con el que siempre sueñas al ir sin salir decepcionado, sea o no sea tu banda favorita. Siguieron “Fascination”, “Kiss And Not Tell”, “In For The Kill” y un boom con “Sexotheque”.

Desde fans muy apegados, hasta melómanos bailadores, la asistencia al concierto de La Roux fue muy peculiar; algunos querían entrar a la pasarela, pero ni cómo ayudarlos. La nostalgia con “Cruel Sexuality” siguió, escuchamos también “I’m Not Your Toy” y un cover al clásico tema disco de Shirley & Company, “Shame Shame Shame”.

Luego de un pequeño break con una canción que casi nadie hizo caso, llegó el otro clímax del show, el recién estrenado sencillo “Tropical Chancer” llegó como en el show en vivo que hay en la red y sonó impecablemente igual de poderoso. En este tema y en “Uptight Downtown”, otra gran destacable en vivo de Trouble In Paradise, Elly Jackson se dió el lujo de rasgar un poco la guitarra hasta llegar a “Silent Partner”, que fue el último tema antes del encore.

El regreso nos lo hubiéramos imaginado como cualquier otro; los músicos con las manos arriba agradeciendo y demás. Por supuesto que no fue así, muchos se espantaron con el tremendo sonido en la batería que se unió a un tema no tan valorado del álbum debut, “Tigerlily” con la voz de Elly que ya sonaba un poco rasposa.

Elly agradeció a los presentes por lo que vivió durante los dos días que estuvo en la ciudad y Teotihuacán anunciando el último tema de la noche. Todos sabíamos cual era, sólo que el pequeño intro nos hizo emocionarnos más con los cinco individuos en el escenario y sus manos arriba. “Bulletproof” azotó nuestros oídos con la audiencia vuelta loca y demasiados teléfonos celulares.

¿Agradecimos la visita de Elly Jackson y compañía? Por supuesto que sí, el show en vivo de La Roux fue tremendo y épico; agradecímos más el cambio de lugar, todos sabemos por qué.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM