Las Batallas En El Desierto de José Emilio Pacheco

Texto: Arcano

Podemos  ubicar en un instante quien es un lector poco experimentado, si tarda menos de un día en leer Las Batallas En El Desierto, no por que se tenga que leer con escrutinio, sino por que cada línea dice más de lo parece. Y más si eres chilango.

Hablamos un puñado de hojas que atrapan una época intermedia, perdida, una sociedad que en algún punto se desdibujo entre el desorden revolucionario del pasado y las pretensiones del un futuro inexistente.

Ese viejo país  que siempre quiso saber a nuevo pero que siempre termino como sucio y posado, ese, el mundo de Carlos, uno con la mancha de la doble moral y la consolidación a la verdadera raíz de nuestra idiosincrasia: el desprecio a la libertad ajena.

Carlos no hizo nada, nadie le pidió una explicación, nadie lo cuestiono, solo se escandalizaron, fue tachado como descarriado por las criaturas del prejuicio y la paranoia. Solo fue una emoción hacia Mariana, la alegoría de la inocente tentación.

Es impresionante como José Emilio Pacheco capta en tan poco ese México que nadie recuerda, ese de 1948 cuando aun se podía ver el fin de la ciudad desde el monumento a la revolución. Ese que aun tenia alguna forma concreta.

Y también la profecía cumplida antes que Octavio paz las profetizara en el laberinto de la soledad: el México que se avergüenza de si mismo y que recurre a todo lo que pasa de afuera para maquillar de blanco su piel quemada, tono raza despreciada.

Productos gringos, guerras israilies, películas sórdidas y el regreso de los extranjeros a las tierras del valle de México, enmarcados en una colonia, polifacética hasta según hora, arrogante y aislada, es decir; la colonia roma.

No es ninguna obra pretenciosa, solo es la realidad de un contexto redactado con una demoledora precisión, un recuerdo, el de una duda, de esas que quedan como una astilla, pequeñas e imperceptibles, pero siempre dolorosas al tacto.

Léanlo, con su detenido tiempo, chequen de donde sale cada referencia, tómense un momento para descubrir que a todos nos paso algo así, o nos hemos sentimos así. Y si toda esta nota les pareció muy vaga es por que preferí  que fuera contada por los mejores.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM