“Las Crónicas de Narnia” de C. S. Lewis

Por: Arcano

Éste es un caso muy curioso; en su momento la obra se tradujo a más de 40 idiomas y fue honrada como uno de los títulos juveniles más brillantes; entonces ¿Qué fue lo que pasó?

Me refiero a por qué no es parte de la cultura popular de todos los países donde fue distribuida o por qué leer los siete libros no genera tanta expectativa. Tal vez la respuesta radica en sus inclinaciones marcadamente religiosas del autor.

Es correcto que tomen el folclore de su país y generen una reinterpretación, tal vez el C. S. Lewis creó un concepto muy suyo, lo cual significa que no tenía ninguna intención de generar un mensaje universal.

El contexto fantástico corresponde a los años posteriores de la Segunda Guerra Mundial, C. S. Lewis crea magia, crea un lugar alejado de la realidad en donde el joven lector puede volver a creer en la esperanza.

Uno de los detalles más evidentes es el hecho que la obra original ya viene ilustrada, este método es benéfico para el lector más chico, pero le resta seriedad a lo demás. Es una buena lectura, pero debe estar en un tipo de humor muy específico si se le quiere disfrutar.

Sobre todo hay que buscar en método crítico para desvincular el concepto evangelizador que contiene, difícil si como menciono, se perfila como una lectura muy infantil.

Son siete, en un desagradable desorden cronológico. Son apasionantes pero hay que omitir cosas y hay una verdad que nos enseña; el género juvenil es el más difícil por el simple hecho de que los adolescentes nunca han respondido a los mismos estímulos a lo largo de la historia.

Pero no se confundan, al final del último libro, el lector entenderá que no por nada a este autor lo llamaban genio.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM