Las Venas Abiertas de América Latina de Eduardo Galeano

Arcano

Las Venas Abiertas de América Latina es una obra que traspasa su género y se reestructura a si misma. Conforme el tiempo transcurre, crea un centro de gravedad que atraer para si, todos los eventos existentes, y los desarrolla en un todo.

¿Qué es lo que desarrolla? La respuesta puede tener la extensión de una tesis de posgrado pero en resumen no es otra cosa que la identidad misma de toda la cultura americana, y digo americana, porque de norte a sur, todos están incluidos.

Eduardo Galeano: si nos vamos a las clasificaciones estrictas, no es un escritor, antes de todo periodista, antes de todo investigador, antes de todo persona de basta lucidez y gran argumentador de la condición presente.

¿Por qué tanto revuelo? El proyecto más cercano al de Galeano reconocido por las masas es el Laberinto de la Soledad de Paz, el cual hace énfasis solo en México. En cambio Galeano, en un aparente capricho de juventud, propuso argumentos incluyentes, y tuvo éxito.

¿De que trata? Son dos ensayos estructurados que abordan las causas de la pobreza, la corrupción, la desigualdad y las crueles paradojas de un continente rico en recursos. La comprensión de este libro no es cosa para los principiantes idealistas.

La pobreza del hombre como resultado de la riqueza de la tierra es el primer gran apartado desarrollado en tres capítulos. La explicación nos describe que puede ser plata, azúcar o petróleo, la conquista nunca termina, puede ser de afuera o entre nosotros mismos.

El progreso que da a todo un valor, y en su misma naturaleza busca cualquier posibilidad de generar mayor ganancia, hará que de ser necesario, la destrucción de un pueblo entero, que subordine, usar cosas simples para defraudar a la gente sencilla, comprar y arruinar lo que ellos siempre conservaron; es decir, la tierra y su libertad.

El desarrollo es un viaje con más náufragos que navegantes es el segundo, en esté nos encaminamos a una américa contemporánea, en la cual los tratos y los negocios a la manera occidental, por extrañas razones benefician a todos menos a los que están abajo del rió grande.

La construcción de grandes ciudades traer marginación a sus alrededores, las empresas genera miles de empleos con el salario mínimo, los recursos que siempre parecen sobrar, nunca alcanzan para la mayoría. Los dictadores llegan, pero nunca llega el bienestar prometido, y la intervención del más poderoso en donde no se le llama.

Hay que ser claro Eduardo Galeano nunca fue partidario de las premisas radicales, el mismo nos explica que a la caída de un tirano, llegara siempre uno nuevo. Los dueños del dinero no andan buscando maquiavélicamente que trozo de tierra robar, solo es contexto de buenos negocios y trabajo disciplinado hacia un continente con poca educación occidental.

De este modo celebramos a un gran pensador, quien vio las constantes sociales y las grito a los cuatro vientos para una región del mundo en la que no parece todo tan drástico, donde todo parece ir bien, donde los poderes facticos aprendieron que lo mejor que podía hacer, es ser sutiles.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM