El Laberinto de la Soledad de Octavio Paz

Twitter: Arcano

1963 fue el año de publicación de esta obra. Han pasado ya 50 años y cada una de las palabras contenidas en este texto siguen totalmente vigentes. 

Todos los lectores de esta nota tienen que ser muy cocientes que leer El laberinto de la soledad es adentrarse en una tesis reveladora que nos va golpeando el pecho, página por página. Desentrañando la dolorosa realidad del porqué de nuestra idiosincrasia como pueblo.

Al mencionar este libro, no hablamos de ninguna forma de literatura, el laberinto es un análisis del comportamiento del mexicano a través de la historia en sus vertientes principales, una lectura que lamentablemente cuenta con un vocabulario técnico y una construcción solo apta para los mas expertos.

La trascendencia de este estudio es tan arrasador y contundente, al grado que cada uno de sus capítulos de manera individual son considerados obras maestras. Una muy indecente descripción de estos es la siguiente:

El pachuco y otros extremos: tenemos la cultura tan arraigada que al tratar de rechazarla cuando estamos en el extranjero, terminamos convirtiéndonos en una caricatura que ni nacional como extranjero pueden tolerar.

Mascaras mexicanas: todos mienten, y el mexicano ha diseñado un tipo de mentira único. Mentimos de manera inconsciente para absolutamente todo, hasta en las mas insignificantes ocasiones, todo para cubrir nuestra conducta naturalmente corrupta.

Todos santos, día de muertos: amamos la celebración por que es nuestro único medio para escapar de las realidades que mas tememos, la principal: la muerte. A mayor cantidad de fiestas y desenfreno en estas, mas triste es la condición de quien la celebra.

Los hijos de la malinche: odiamos nuestra raza en lo mas profundo de nosotros, deseamos ser como el padre extranjero que nunca nos aceptara, y despreciamos a nuestra madre indígena que con tristeza y resignación no nos dejara desprotegidos.

Conquista y colonia: Nos explica como nos mueve la ambición en todos lo ámbitos de la vida, deseamos que nuestros hijos hagan nuestra voluntad, y que las leyes hagan nuestra torcida voluntad.  Nuestro antiguo trauma  heredado de conquistar y colonizarlo todo.

De la independencia a la revolución: nunca hemos sido libres de nadie, siempre hemos sido un pueblo conquistado, y eso nos ha creado una culposa adicción a la violencia, un instinto territorial que puede ser observado todos los días.

La inteligencia mexicana: los mexicanos mas inteligentes solo usan su capacidad para crearse un mundo apartado de una muchedumbre que consideran inferior y a la que temen, o en su defecto como su principal fuente de ejercicio de poder y control.

Nuestros días y: Nos explica que tal vez las conclusiones de los anteriores capítulos tal vez no son un fenómeno exclusivo de nuestra nación, pero en nuestro país donde nada ha concluido realmente y nada es lo que realmente parece, es donde mas se notan.

Apéndice. La dialéctica de la soledad: estamos solos por que nos tenemos miedo, nos tenemos miedo por que creamos un mundo lleno de mentiras e ilusiones que nos pueden comer.

Hoy en día es necesario que la obra cumbre de Octavio Paz sea reeditada para la rápida compresión del lector no experimentado, por que es necesario que cada mexicano se de cuenta que esta atrapado en muros que él mismo permitió que se construyeran a su alrededor, un laberinto de soledad.

Texto perfecto para razonar si realmente vale la pena celebrar septiembre.

 

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM