Los Detectives Salvajes de Roberto Bolaño

libro_1361057901

Por Arcano

Es una pena la sorpresiva muerte que tuvo Roberto Bolaño, muchos nos preguntamos si estaría muy feliz o simplemente muy satisfecho del efecto arrasador que tiene su obra sobre todo aquel fantoche de cuarta que pretende considerarse un artista “solo porque tiene una perspectiva del mundo muy bohemia”.

La obra genera muchas reacciones, pero la principal tal cubeta de agua con hielos es la desolación; los hechos son tan cercanos y vividos a lugares de la ciudad de México y otras partes que pareciera que podrías ir ahora mismo a eso lugares y encontrarte a sus personajes tomando el rato con una chela, un café y un chingo de cigarros baratos.

Muchos han llamado a “Los Detectives Salvajes” una oda a la poesía, lo cual es correctísimo, pero también es un oda al fracaso, al inexpugnable y cruel efecto de la realidad en las mentes embriagadas en su propio concepto de la libertad y el arte.

Todos los personajes son representaciones pesimistas e incluso descaros y burlas de la vida de Roberto Bolaños a la mitad de la década de los 70´s. Un grupo de ninis que se sienten poetas que forman un género poético literario llamado el infrarrealismo. Pero que a lo largo de la historia y testimonios solo nos refleja una juventud perdida en la búsqueda de emociones toxicas y un enaltecimiento artístico que al final del día no existe.

No hay grandes aventuras en “Los Detectives Salvajes” solo malas decisiones que desencadenas sucesos difíciles de digerir y una gran terquedad por encontrar a una poetisa que lleva más de 40 años en el olvido.

Los grandes placeres de esta obra radican en su estructura, engañosa, volátil, dividida en tres secciones que flotan en una línea temporal, lo cual convierte al lector en el único responsable de sacar sus propias conclusiones y resolver el gran misterio y debate de toda la obra.

¿Quién escribió el relato? Si Bolaño se proyecta en Arturo Belano, y todos los personajes se basan en intelectuales de la vida real, entonces ¿Quién es Juan García Madero? Quien ahora debería estar llegado a los 60 años, digo es, por que Madero no muere en la trama y todo esta contado en primera persona.

A Roberto Bolaño le gustaba los misterios y le deja a todos sus lectores uno poderosísimo, lleno de voces distintas y bien diferenciadas, de lugares perdidos en el desierto, de poesía muerta y decadencia.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM