Manzanillo Live: Manzanillo Ya Tiene Su Propio Festival

Nortec_Manzanillo_Live3

Fotos y Texto: Michell Alegría

La temporada de conciertos y festivales vaya que está llegando con fuerza en todo el país y es que no basta sólo con los eventos que acaparan los reflectores en las principales ciudades del país, sino también contamos cada vez con más alternativas para salir a dar el mochilazo con el rock como un buen pretexto.

Manzanillo se sumó a la muy apretada agenda de festivales en nuestro país con el Festival Manzanillo Live en un concierto en el que la playa y un cartel conformado por talento 100% nacional prometían darnos un fin de semana bastante interesante.

El cartel contaba con figuras del rock nacional como lo son KinkyDLDEl Tri y Caifanes, todo esto acompañado de talento nuevo así como talento que se ha ido consolidando con el tiempo, dándonos como resultado tres días de música y fiesta tan sólo por $200 por los tres días.

El festival contó con un formato que nos hace recordar un poco a los Corona Music Fest que se realizaban en la Universidad de Ecatepec hace ya varios años, tanto como la distribución de los vendedores como el propio escenario hacían recordar mucho a ese tipo de festivales. La Playa Miramar fue el lugar elegido para llevar a cabo el evento, desgraciadamente había una especie de colina entre el escenario y la playa, por lo que si pensabas que ibas a poder ver la playa mientras el sol se mete en la tarde y ves a tu banda favorita, no te iba a ser posible hacerlo, dejando la playa y el concierto como algo mutuamente excluyentes, es decir, estabas en la playa o estabas en el concierto, perdiendo ese plus que nos ofrecía un festival en Manzanillo.

El primer día contamos con KinkyAgrupación CariñoPlastiko como las agrupaciones principales, en un inicio que fue titubeante, con retrasos desde el inicio y una afluencia de gente que dejó un poco qué desear. Plastiko sin duda se llevó los corazones de los asistentes, con un estilo que nunca pierde vigencia, se supieron ganar al público con su funk.

Seguidos de Agrupación Cariño, quienes pusieron a bailar y a cantar al público con su cumbia. A quien no le fue tan bien fue a Kinky, ya que mucha gente se había retirado tras la participación de la banda anterior, eso no impidió que los regios nos regalaran una presentación inolvidable, justo como nos tienen acostumbrados teniendo un cierre digno el primer día.

Para el segundo día la cosa pintaba mejor, ahora con DLD El Tri como principales, muchos motociclistas se dieron cita desde Guadalajara para ver a El Tri, por lo que la colina que separaba la playa del escenario ahora servía como una especie de palco y estacionamiento para los motociclistas. Desde Pressive el festival lucía mucho más lleno que el día anterior.

Mientras DLD ofreció su primera presentación en Manzanillo con un setlist típico, sin duda El Tri es una de esas agrupaciones que debes ver en vivo una vez en la vida, te guste o no. Alex Lora como frontman provoca sonrisas en lo que parece ser una parodia del típico chilango grosero, sin dejar de lado el tema político no se cansó de mentarle la madre al presidente Peña y a Donald Trump ya que andan tan de moda.

Para el tercer y último día, los ánimos estaban altos, la gran presentación de la agrupación de Alex Lora y algunas mejoras en la organización prometían un cierre increíble, aunque con todo y promoción de pulseras al 2×1 no se pudo superar la asistencia del día anterior, no cabe duda que la presentación de la banda estelar Caifanes era muy esperada. Tras la energética presentación de Resorte, mucha gente esperaba con ansias ver a una banda que también dejó huella en el rock nacional.

Tras la separación y posterior reunión dentro del marco del Vive Latino 2011, Caifanes se ha embarcado en una gira interminable por toda la república, llegando a Manzanillo para tocar sus éxitos más entrañables. Con una agrupación que parece que funciona mejor con el tiempo, Caifanes dio cátedra de cómo se hacía el rock nacional en los 90, dejándonos con ganas de más.

Para el cierre, desde el Norte llegaron Nortec Collective, ya con poca gente, no hubo desanimo en los pocos que se quedaron y con su Tijuana Sound Machine dieron un cierre digno a esta primera edición del festival.

Nos alegra mucho que se empiecen a hacer este tipo de eventos fuera de las principales ciudades, tener festivales como estos nutre nuestra escena y nos ayuda a tener más opciones. Pero también hay que decirlo, el festival quedó debajo de la expectativas en cuanto a organización y producción, teniendo problemas importantes en cuanto apoyo a las bandas pequeñas, seguridad y ubicación del lugar, así como falta de actividades extra durante el día, sin duda esperamos que este festival se siga realizando cada año, esperando que se llegue a la calidad que el público mexicano se merece.

FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM