México Bárbaro de John Kenneth Turner

Arcano

Las condiciones de la resignación a las que el pueblo mexicano ha estado sometido, tienen  un origen tanto antiguo como profundo, en actos que como todos los respectivos a la injusticia, quedan fuera del ojo común.

Tampoco es imposible pasar por alto que la documentación, arqueológica, histórica, e incluso literaria  de mayor riqueza provenga de profesionales  venidos de países extranjeros. John Kenneth Turner es uno de los más memorables ejemplos.

Su labor periodística lo llevo a recorrer nuestro país en la década previa a los hechos del 1910, utilizando su condición de gringo, para ver desde la primera fila las dejaciones y atropellos a los cuales estaban sometidas, la población en general.

Fue fácil para el simular ser un empresario e infiltrarse en los lugares mas perversos que nuestra nación tuvo para ofrecer, así es como finalizando esta expedición, el resultado no fue una simple columna, fue esta obra obligada llamada: México Bárbaro.

Los diferentes apartados de esta obra periodística son tan atrayentes para el lector como la mas morbosa nota roja de una mañana de lunes, aunque esta no fue la finalidad del periodista ni esta redactado de manera escandalosa.

La claridad en la cual cuenta su experiencia es capaz de conmover hasta el mismo coraje, no es un obra reflexiva que se adentre en las filosofías sobre la raza indígena, ni las iluminaciones latinoamericanas, solo redacta la serie de hecho de los que fue testigo.

Lugares que rayan en la imaginación feudal como Valle Nacional, donde las personas eran secuestradas, sin importar la condición de estas para trabajar como esclavos en los campos de cultivo.

Practicas genocidas contras los vestigios de los pueblos mayas en la península, y los yaquis en sonora. Las condiciones de vida en las ciudades y su supervivencia precaria, las sangrientas acciones hacia los conatos de huelga y el cinismo desmedido de sus políticos.

No es extraño considerar a este libro, una memoria muy actual de las condiciones que a voces imperar en nuestro país, ahora, con otros denominativos. Aunque en la segunda mitad de la investigación deja claro la falta de sesgo en su perspectiva.

Denuncia los tratos y estrategias del gobierno para maquillar la versión oficial de los hechos ente los medios de comunicación de país del norte, el exterminio silenciosos de los detractores exiliados,  y el favoritismo entre empresarios extranjeros y las necesidades sociales.

Los análisis finales tienen un acercamiento a la figura respectiva de Porfirio Díaz, y su muy mexicana costumbre de deslumbrar al ajeno con bombo y platillo, un poco sobres la gestiones de su gobierno y lo que parece ser la determinación política para el resto de siglo; su gusto por los discursos que nadie puede entender.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM