Molotrece en Queretarock

La manejada y el paisaje despejado de la carretera, fueron el inicio de un buen día. Nos dirigimos a Querétaro con el fin de ser testigos de 2 de nuestras bandas favoritas: Molotov y Calle 13.

El cielo se pintó gris desde que salimos de la ciudad, la brisa fresca casi fría, se colaba por las ventanas semiabiertas del carro, en el camino, veíamos a varios carros de placas defeñas. Querétaro nos recibió en un par de horas, el movimiento en el Estadio Municipal ya era bastante generoso. La emoción se respiraba en el aire, algo electrizante estaba a punto de suceder, una lluvia de esperarse fue preámbulo al gran evento. Una hora de retraso no fue pretexto para impacientarse y es que no podemos dejar de hablar de lo tranquila que es la banda de Querétaro, a pesar del frío las risas y la buena vibra no dejaban de escucharse durante la espera. Finalmente,  el estruendo provino del escenario, “Vamo´ a portarnos mal”, surgió de las bocinas con la misma energía con la que René, Eduardo e Ileana unían sus voces (Calle 13). Ya no cabía duda, la fiesta había comenzado y ni la lluvia, ni el frío, ni las fallas técnicas, ni los monitores apagados, ni nada iba a detenerla. La gente brincaba y bailaba, en parte para entrar en calor, pero sobretodo porque resulta imposible no hacerlo al son que estos grandes músicos nos ponen. Los grandes temas de la noche: “Latinoamerica”, “La vuelta al mundo”, “Atrevete te te”, “Fiesta de locos” y “Baile de los pobres”. No faltó el bien sabido discurso político y de protesta del puertoriqueño. La lluvia cesó, Querétaro detuvo la lluvia saltando. 

Los monitores volvieron en sí , al mismo son que los integrantes de Molotov (banda orgullosamente nacional con un gringo más mexicano que el nopal), ascendieron para terminar de enloquecer a la banda, abrieron con”Parásito” y continuaron con varios de sus éxitos que no dejaron de ser coreados por los presentes, en lo personal se me fue la voz con las clásicas “Gimme the power”, “Here we kum”, “Frijolero”, “Chinga tu madre”, “Amateur”, “Marciano” y por supuesto “Puto”.

Pueden llamarme loca pero creo que no pudo haber mejor tributo a nuestros muertos y a nuestras tradiciones. Mi teoría: Los espíritus se manifestaron en la lluvia y no pudieron dejar la oportunidad de rockear y hasta la misma Catrina se puso a bailar.

Agradecemos las facilidades que los organizadores del evento nos brindaron para asistir al maravilloso evento. Nos vemos la próxima vez.  Y no me queda más que desearles a todos, muy buen rock.

Atte. @escribidora

P.D. Fotografía a cargo de Daniel Olivera

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM