Mono y Deafheaven: Reventando Emociones en El Plaza Condesa

Deafheaven-ElPlaza-Fotos-05

Texto: Michell Alegría
Fotos: Óscar Villanueva / OCESA

Fue una tarde lluviosa, como muchas últimamente en la ciudad, pero esta ocasión tenía un toque especial; la sutileza de Mono y el poderío de Deafheaven, dos bandas que en el papel parecen ser muy diferentes, pero que a través de su música logran el mismo resultado, se juntaron para tocar juntos en El Plaza Condesa.

Mono fue la primer banda en salir al escenario; desde el comienzo con “Ashes In The Snow”, las emociones subieron y no cabe duda que es una banda que logra conectar con el público de una manera diferente. Sin ninguna otra cosa, más que con su música, el público se sentía intenso mientras los japoneses hacían lo suyo sobre el escenario, entre el público cada quien disfrutaba las canciones a su manera. “¡Cerveza, chavos cerveza!”, gritaba uno de los vendedores que pasaba entre la multitud y el silencio se sentía entre el público que no quería que nada cortara ese canal de comunicación con la banda.

Terminaron las  seis canciones por las que, en poco más de una hora, Mono nos llevó por diferentes paisajes sonoros, insuficientes para recorrer una discografía tan larga como la de esta banda japonesa con la que siempre nos quedan las ganas de un poco más, aunque por esta ocasión fue todo.

Con El Plaza Condesa bastante nutrido, Deafheaven salió a hacer el montado de sus instrumentos, algunos gritos se escuchaban mientras el público esperaba a que comenzara el show. Los californianos son conocidos por sus intensos shows y ésta no fue la excepción; George Clarke (vocalista) derrocha energía, sin dejar de hacer headbanging e ir de un lado del escenario al otro, hacer bailes extraños y animar al público. Sin duda es todo un showman.

Al igual que Mono, Deafheaven es una banda de canciones largas, teniendo un setlist de siete canciones, dando repaso a su pequeña discografía de sólo dos álbumes, pero dando énfasis a New Bermuda, su último trabajo.

“Dream House” fue la encargada de cerrar un show muy intenso. Este combo logró su cometido y las emociones se desbordaron en El Plaza Condesa en una noche que quedará guardada en el corazón para aquellos amantes del post rock y post metal.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM