Motionless In White cosechando energía en El Plaza Condesa

Fotos y Texto: Rodrigo Puente

El Domingo parecía que iba a estar de hueva hasta que recordé que iba a ser el concierto de Motionless In White y ¡Vaya que reanimó mi día! Al llegar a El Plaza Condesa, me topé con una gran cantidad de emos afuera del recinto esperando el poder tener acceso, pero, según yo ¿Ya habían desaparecido no?

La banda encargada de abrir el show fue Luto, una banda mexicana que dejó un gran sabor de boca al regalarnos un muy buen setlist de 30 minutos. La verdad es que me sorprendió la calidad y el manejo que tuvo esta banda, que en ningún momento le pesó el hecho de ser teloneros de Motionless In White.

Después de un breve instante, al finalizar la presentación de Luto, las luces se apagaron y comenzó el concierto de la banda de Pennsylvania. Motionless In White salió a dar un concierto espectacular comenzando el festín con “Death March”, “Reincarnate” y “Generation Lost”. La banda, comandada por Chris “Motionless” Cerulli, no dejó ni un instante descansar al público que se entregó por completo.

“Puppets 3 (The Grand Finale)”, “America” y “Carry The Torch”, hiceron que el mosh pit se hiciera presente dentro de El Plaza, que dejó a más de un morro con el ojo morado. A la mitad del concierto, Motionless In White hizo un cover de la muy famosa rola de Rammstein, “Du Hast”, siendo uno de los momentos cumbres de su presentación. Para terminar su concierto, sonaron “Dark Passenger”, “Immaculate Misconception” y “Devil’s Night”, dejando a todos sus fans satisfechos.

A decir verdad, no tenía una gran espectativa de este concierto y por suerte estaba en un error. El concierto que nos regaló Motionless In White el Domingo, nos demostró que esta banda tiene mucho para dar y que su carrera va apenas despegando. La energía que tienen al interpretar, el vínculo con su público es algo de admirar por parte de cada uno de los integrantes.

A pesar de que El Plaza no estaba ni a la mitad de su capacidad, no fue pretexto para que la banda dejara de hacer su chamba. Sin duda este tipo de shows se agradecen porque te dejan con una sonrisa en la cara. Después del concierto, regresé a mi casa a seguir escuchando más de esta banda que me dejó con un gran sabor de boca, esperando poder verlos de nuevo en vivo.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM