Noche argentina llena de sentimiento con Vicentico en el Metropolitan

Texto: @the_nuel
Fotos: OCESA

El jueves 4 de Septiembre se veía como un día lleno de energía y música argentina, ya que sería el primer concierto de Vicentico en la Ciudad de México, sin embargo, todo nuestro mundo cambio cuando los rumores entre la gente se hicieron verídicos y se confirmo que gran maestro, músico, compositor, ídolo, etc, Gustavo Adrián Cerati había fallecido, lo que provoco que nuestros rostros felices y llenos de esperanza se convirtieran en tristeza y melancolía.

Eso nos indicaba que el concierto de Vicentico sería aún más especial, nos inundaba la duda de saber que diría al respecto, el pensar que canciones le dedicaría, el hecho de que podría cantar algún tema del Vocalista de Soda Stereo, era un día lleno de sentimientos encontrados, nuestro corazón giraba entre las ganas de escuchar a Vicentico y las ganas de llorar al recordar las canciones de Cerati, ese día hasta el cielo estaba triste, lloro con un gran sentimiento que la gran mayoría de los asistentes al concierto llegaron mojados por la lluvia.

“Ya no te quiero” fue el tema elegido por el argentino para abrir la noche, mismo que cantamos con toda la energía, nos llego “Si me dejan”, pintaba una noche llena de éxitos, llena de pasiones, “Cobarde”, así nos sentimos ante el tema que daba vueltas las redes sociales y que aún no mencionaba el cantante.

Pasando por canciones como “Un diamante”, “Soldado” y “Viento”, fue cuando se escucho con una boca entreabierta, como un susurro: “Para Tavo”, la emoción, el sentimiento sucumbió  hasta lo más profundo de nuestro ser, así fue como le cantamos a “El Rey del Rock and Roll”.

Llego el momento romántico de la noche al interpretarnos “No te apartes de mi”, viendo de fondo el vídeo de la canción y así cantar a la par con Valeria Bertuccelli, que mejor tema para continuar que “Algo contigo”, los sentimientos de los presentes se vivían a flor de piel.

Poco más de medio concierto había transcurrido y fue cuando Vicentico tomo el micrófono, se presento y tratando de evitar el tema directamente, solo menciono que era una noche especial, por estar ahí el, los presentes, por que todos sabíamos que era especial esa noche, así fue como tomo su guitarra y estaba dispuesto a consentir al público, así fue como canto un pequeño coro de “Escondido” para dar pie a “Siguiendo la luna” la cual terminó con un “Aguijon”, fue un momento memorable, así fue como vimos un “Paisaje”, quisimos “Morir a tu lado” y en “Solo un momento” se despedía y daba gracias por asistir al show.

Todos sabíamos que faltaba más, quería más de Vicentico, queríamos que nunca acabará, así fue como vimos el regreso de los músicos y nos complació con “Basta de llamarme así”, “Creo que me enamoré” y “Tiburón”.

Si fueron a alguno de los últimos conciertos de Fabulosos Cadillacs recordaran aquel bello momento donde se apagan las luces, así fue como el Teatro Metropolitán quedo a oscuras, en silencio total y a un solo compás sonaron los acordes de “Los Caminos de la Vida” provocando una euforia total en el recinto, baile, energía, adrenalina y más se deslizó en cada asistente.

Todos veíamos como se despedían cada músico, aún así pedíamos más, al grito de “otra, otra”, logramos que tomará su guitarra y nos deleitará con “Vasos vacíos” solo como el la sabe cantar, así fue como Vicentico nos regalo una de las noches más especiales, que sin duda será uno de los mejores conciertos del año.

Aquí les compartimos algunas imágenes para que recuerden o traten de visualizar el gran espectáculo que vivimos.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM