Off The Wall Stage: Fiesta Pura Alterna en el Festival Ceremonia

Fotos: The Nuel Photo
Texto: Fernando Contreras

Ceremonia llegó con su cuarta edición al Foro Pegaso y el line up que nos presentaron en este 2016 estuvo más grande que nunca con la segunda visita de Disclosure a México, la primera presentación de la leyenda del hip hop Nas y también con el tremendo comienzo de la nueva gira de Titán en su regreso a lo escenarios.

Siendo uno de los patrocinadores grandes que tuvo Ceremonia este año, vimos a Vans presente de nueva cuenta y el escenario Off The Wall se levantó por tercera ocasión, albergando una gran lista de actos que, en su mayoría, vimos por primera vez en nuestro país para una gran fiesta, un tanto alterna, dentro de uno de los festivales más grandes en México.

Año con año, Off The Wall Stage ha cambiado y combinado diferentes elementos que caracterizan a la marca californiana. En esta ocasión, el clásico checkboard lo vimos en la estructura del escenario, la cual creció en tamaño considerable y con una serie de colores ideales para impresionarnos y no sacarlo de nuestra memoria.

Para comenzar con los brutales actos que vimos en este escenario, Marineros fueron las primeras en hacerlo. Desde Chile, su acto en vivo es tan maravilloso, que su simpleza no necesitó de mucho para compartirnos todo lo que hemos escuchado con su debut O Marineros (2015). Fueron de los pocos que se dieron el chance para pasearse por el festival y compatir algunas palabras y fotos con los medios, amigos y seguidores.

El hip hop latino no pudo faltar en esta edición de Ceremonia; desde la primera vez, nos han compartido lo que más resalta en la escena y el Off The Wall Stage mantuvo algunos actos que el sol energetizó de gran manera que la cerveza subió de tono a nuestra perspectiva.

Jesse Baez fue uno de ellos; un tipo de Guatemala que recién estrenó su EP debut y que Finesse Records se dio a la tarea de lanzar junto con las producciones de Teen Flirt y algunos más. Su acto no se valoró mucho, considerando que aún no era el tiempo de una gran audiencia.

C. Tangana y Álvaro Díaz le siguieron; el primero, uno de nuestros favoritos, nos dio a entender el por qué es uno de los mejores en España con gran número de seguidores en México. El originario de Puerto Rico no lo hizo nada mal; ya que es un tanto conocido por acá y los asitentes quisieron darse un agasajo con este wey que calificó de “muy cabrona” a su presentación. El clima no pudo ser mejor.

Si nos vamos a lo que realmente le dio fineza al escenario, Thundercat y Anderson .Paak pudieron volarnos la cabeza. El ganador del Grammy nos sirvió un gran festín con su Apocalypse (2013) y The Beyond / Where The Giants Roam (2015) en vivo junto a una banda que lo acompañó ejecutando de manera magistral su r&b y jazz californiano, sin dejar de lado lo bien que toca el mismo Stephen Bruner la guitarra y el bajo, además de lo peculiar que se mostró con el traje de mariachi que traía, igualito a los de aquí, ¡Ja!

El segundo, también californiano, nos presentó en vivo uno de los que serán los mejores álbumes del 2016, Malibu. Aunque muchos no dejaron de alabarlo, Anderson .Paak & The Free Nationals no pudieron estar mejor en vivo; la mezcla de hip hop, soul y r&b que se cargan sobre el escenario, le dieron la calificación perfecta y puedo compararlo para decir que fue uno de los tres mejores actos de todo el festival. Muchos prefierieron bailar en el otro escenario, ¡Pobres!

Titán resultó ser de lo más destacado y fuimos testigos del regreso a los escenarios del trío mexicano integrado por Jay de la Cueva, Emilio Acevedo y Julián Lede, acompañados en la voz de Cassandra Church. Ofrecieron un acto que no veíamos desde hace más de cinco años y Ceremonia fue el lugar ideal para éste, dicho por ellos mismos. Su set estuvo inundado por sonidos oscuros y pegajosos, para terminar con gran ovación y “Corazón”, nada mejor.

Casi para terminar, por fin sentimos lo que es ver a Nas en vivo intepretando uno de los mejores álbumes de hip hop de todos los tiempos; Illmatic (1994). Muchos maman con la idea de que es una leyenda y demás, pero en realidad no sé si se valoró a Nas como una de las grandes figuras del festival Ceremonia y si en realidad hubo gente que fue a ver su set por completo. Aún así, los que estuvimos ahí nos cagamos y no creo que veamos algo igual en otra ocasión.

La esfera de productores también la vivimos con el dubstep y los sonidos sucios de RL Grime, así como al representante más enfigurado del mashup; Z-Trip. Ambos giraron la dinámica para diversificar al Off The Wall Stage y ofrecernos una volcadura de sonidos un tanto alejados de lo que podríamos notar al rededor.

Si bien, es difícil pasársela bien en un festival si sólo nos dedicamos a ver al talento, así que Vans se ha dado a la tarea, como cada año, de ubicar activaciones de diferente tipo para no perder el tiempo mientras esperamos a ver a nuestro actos favoritos.

Si destacamos, la Pop-Up Store es de lo especial que podemos en ver en sólo pocos festivales para la adquisición de productos Vans, el juego mecánico Shaken Waffle Mix sirvió para volar lo pies en el atardecer y por supuesto, Off The Wall Stage, con una parte del cartel de Ceremonia para valorar a la gama de sentido urbano y con volteretas en el sonido alternativo que pudieron presentarnos. No es sólo la marca, bueno sí, bueno no siempre. Hasta el siguiente #CeremoniaConVans.

 

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM