Opinión: “La Dictadura Perfecta”

Por: Luis Mata

Mucho se ha hablado de la nueva creación de Luis Estrada. “La Dictadura Perfecta” ha llegado a las salas Mexicanas a fungir como una manera de burla ante el poder que tanto consume al pueblo. Una oportunidad para ocupar horas de descanso de la explotación laboral para relajarse o para pasar un Viernes comiendo palomitas en una sala premiere. En palabras muy arriesgadas; como un distractor más.

No se puede menospreciar la labor descriptiva que tiene el filme sobre el sistema político- mediático nacional. A manera de comedia se presentan hechos que todos conocemos y pocos pueden comprobar. La misma pantalla de inicio lo menciona “presuntos hechos”. Ahora, “La Dictadura Perfecta” tampoco busca retratar la situación actual de manera fiel, los personajes son ficticios, el público interpreta. Aunque el filme puntualmente aclara que las coincidencias no son fortuitas.

Situaciones delicadas como la violencia en el norte, la impunidad, los favores políticos y el desolador panorama del país, son tomados a modo de broma. Escenas en las que el público ríe, cuando otros sienten la gran necesidad de llorar. Es el humor de Estrada, ya conocido en “El Infierno” o “La Ley De Herodes”. ¿Será un recurso que facilita la asimilación de los hechos, o que distrae y trivializa la realidad? Cada espectador tendrá su opinión.

En cuanto a las actuaciones nos encontramos con una especie de “Marvel vs Capcom”. Los actores consentidos del cine Mexicano en películas de esta talla: Damián Alcazar, Joaquín Cosio, Tony Dalton, Luis Fernando Peña y Gustavo Sánchez Parra se topan de frente con “televisos” como Alfonso Herrera, Osvaldo Benavides, Silvia Navarro, Sergio Mayer y hasta Itatí Cantoral. Lo cual no demerita el trabajo, teniendo cada actor la dirección adecuada.

Lejos de la critica política y mediática, “La Dictadura Perfecta” cumple como una película bien realizada. Logra exhibir fenómenos del día a día político que vale la pena recordar y reflexionar. Sirviendo de memoria al Mexicano, que pese a esto sigue sin tomar en serio los temas que se presentan. Siendo olvidados por el mismo, que una vez terminada la función sale a Paseo de la Reforma a lamentarse; “malditos manifestantes”.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM